Orihuela

Yo cobro pero no trabajo

Molt Honorable President de la CV, Honorable Sr. Conseller d’Educació, Sra. Consellera de Innovación y Universidades, Sr. Director Territorial de Educación de Alicante, Excelentísimo Sr. Alcalde de Orihuela:

Hoy hace un mes que el director de la Escuela de Arte y Superior de Diseño de Orihuela entró en el despacho  y me dijo: “Recoge tus cosas. Acaban de notificarnos desde el Ayuntamiento que ante la amenaza de la “gota fría” que se espera para mañana, el alcalde ha ordenado cerrar los centros educativos durante dos días.

Pensé que al menos estaríamos de vuelta para el inicio de curso programado para el lunes 16 de septiembre y aunque el sol brillaba, no me lo tomé a broma. Desde el “Día del Palmerazo” (19 de enero de 2017) soy muy consciente de que las fuertes tormentas causan estragos en todos sitios pero en el entorno del Palmeral de Orihuela donde está situada mi Escuela pueden ser letales. Y así ha sido.

Señores, mi Escuela se muere. La zona de la Vega Baja del Segura en general y Orihuela en particular han salido muy mal paradas por los efectos de DANA. Hay mucha gente que aún no ha recuperado la normalidad en su vida diaria, por graves daños en su hogar,  pérdida de su medio de transporte o de su trabajo. Afortunadamente, los niños y jóvenes volvieron a sus centros educativos una semana después, ayudando con ello a crear esa sensación tan necesaria de que la vida sigue y que Orihuela recuperaba la normalidad. Hoy, un mes después, la EASDO sigue cerrada.

El edificio recibió una cantidad de agua y barro brutal, pero los daños estructurales de la Escuela lamentablemente son muy anteriores a DANA. Tenemos pilares apuntalados desde hace ya dos años, un tejado hecho de material poco saludable al igual que las bajantes del edificio y unas ventanas que, además de la luz, dejan pasar sin esfuerzo la temperatura exterior sea cual sea. En estas condiciones trabajamos estudiantes y profesores año tras año. Rectifico, en estas condiciones trabajábamos.

La inquietud de los alumnos por el retraso del inicio de curso dos semanas después pasó a ser preocupación seria, luego indignación y en este momento es profunda desilusión. Sentimiento que se reparte por igual  entre los alumnos de los Estudios Superiores de Diseño, con una  tasa de  matrícula que  ronda los 550 euros, y entre los alumnos de los Ciclos Formativos Superiores. Un nivel superior de desilusión han alcanzado las “Incoming students” del Programa Educativo Europeo Erasmus+ que yo gestiono en la EASDO. Volaron 2.700 km. cargadas de grandes expectativas no sólo por aprender Diseño con nosotros, sino por conocer nuestro idioma, nuestra cultura, nuestra tierra… Un mes después de llegar a Orihuela no han podido ni conocer a sus compañeros de clase.

Hoy es el día que me impuse a mí misma como límite para contactar con sus universidades de origen y comunicarles que sus alumnas no han dado ni una sola clase en España. No sé qué se puede hacer a estas alturas con ellas. ¿Las devolvemos a sus universidades para que no pierdan el curso? ¿Las penalizarán por haberse gastado el dinero de la beca Erasmus+ y volver sin ningún ECTS?

Haga lo que haga y pase lo que pase nuestra imagen está seriamente dañada. Yo me siento fatal por haber permitido que vinieran a estudiar a la EASDO, ya que estoy completamente convencida de que lo que está ocurriendo va más allá de las consecuencias del efecto DANA.  Ustedes son los responsables  de que la Educación  funcione y yo soy la responsable de las Movilidades del  Proyecto K103 del Programa Erasmus+ en la Escuela de Arte de Orihuela. A mí se me cae la cara de vergüenza. ¿Y a ustedes?

Atentamente

Eduarda Grao Lidón

2 Comments

  1. Fran
    13 octubre, 2019 at 11:15 — Responder

    Es una vergüenza lo que está pasando en Orihuela y lo que ha pasado con institutos y colegios desde hace décadas. Yo estudié en el Palmeral hace más de veinte años y ya entonces la escuela de arte estaba que se caía. Esto no es algo de un par de años, es un problema que se viene arrastrando más de dos décadas. La única solución que os queda es la movilización de estudiantes profesores y padres como ya se hizo en el instituto del palmeral para conseguir que lo renovarán por completo.
    Muchos ánimos y mis mejores deseos para los alumnos y profesorado.

  2. Veronica
    13 octubre, 2019 at 23:02 — Responder

    Me llamo Verónica Ruz y soy alumna en la escuela Easdo.Mi deseo es unirme a las palabras de la profesora Eduarda. Es indignante como se encuentra la escuela. Los desperfectos que tiene deberían ser valorados para que pudieran darse una solución.Parte de los bajos del edificio se encuentran apuntalados lo cual es un peligro. A día de hoy no se nos dá una fecha concreta para acceder al centro y empecemos el curso. Llevamos un mes esperando y por mi parte me hubiera gustado que si no se puede acceder al centro se hubiera provisto de otro lugar en el que se pudiera haber impartido las clases. Yo como los demás alumnos hemos perdido tiempo de nuestra formación y creo que no debería ser así.Les pediría que piensen en que es lo mejor para la escuela, el edificio,los profesores y los alumnos y que actúen ya.
    Gracias.

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous post

El Hospital Vega Baja implanta una técnica para mejorar el diagnóstico de cardiopatías congenitas en neonatos

Next post

Más de 1.000 personas acuden al concierto solidario para la reconstrucción de las zonas afectadas por la gota fría

activaor

activaor