Vega Baja

Un educador de la Vega Baja clausura un congreso mundial por la adolescencia

Abraham Fernández ha abordado la visión socioeducativa de las herramientas restaurativas para casos de bullying y ciberacoso

La Asociación para la Defensa de los Derechos de la Infancia y Adolescencia (ADDIA), nacida en la Universidad de Barcelona, inició hace 15 años el movimiento de congresos mundiales por los derechos de la infancia y adolescencia, que cada dos años se celebra en una parte del mundo. Cada uno de estos Congresos, celebrados hasta el momento en Venezuela, Perú, España (Barcelona y Málaga), Puerto Rico, Argentina, México y Paraguay, ha reunido a profesionales, investigadores, docentes, entidades públicas y privadas, y sobre todo, niños y niñas de todo el mundo, con el objetivo de avanzar conjuntamente hacia un mundo realmente apropiado para la niñez y la adolescencia.

Esta semana se está realizando el Pre-Congreso Mundial «Por los Derechos de la Infancia y la Adolescencia: Mediación y Justicia Restaurativa», en la ciudad de Sitges, con la coorganización de la Procuraduría de los Derechos Humanos del Estado de Guanajuato (México), con más de 4.000 personas inscritas como asistentes y la participación de grandes especialistas procedentes de el Observatorio de la Infancia de la Generalitat de Catalunya, la Universidad Carlos III de Madrid, Universidad Autónoma del Estado de Morelos (México), la UniCa – Università degli Studi di Cagliari (Italia), la Asocaición Nacional de Magistradas y Magistrados de Chile, la Universitat de Barcelona, la Universidade da Coruña, la Universidad Loyola Andalucia, la Universidad de Zaragoza, la Universitat de València – UV, la Universitat Pompeu Fabra – Barcelona, Universidad de Valparaíso – Chile, etc

En este evento, el educador social y pedagogo almoradidense Abraham Fernández, técnico del equipo de intervención de servicios sociales del Ayuntamiento de Bigastro, ha tenido la responsabilidad, tras invitación de la organización del congreso, de clausurar el acto hablando desde una visión socioeducativa de las herramientas restaurativas para casos de bullying y ciberacoso, a raiz del proyecto que diseño en 2018 y fue reconocido por la FEMP y el Ministerio de Educación de España.

En palabras de este educador, «no nos podemos relacionar desde cualquier diálogo, sino darle la vuelta hacia un diálogo significativo y, en consecuencia, también se significarían las relaciones que se establezcan. Nuestra obligación, la de la interacción restaurativa, es únicamente facilitadora,  responsabilizadora y no culpabilizadora para que sean las personas implicadas las que resuelvan por ellas mismas los conflictos existentes». Continua haciendo énfasis en que, «si logramos que el grupo no permita daño alguno, agresión o en el caso del congreso, bullying, la persona que comete el daño, quien acosa dejará de actuar por falta de refuerzo social. Por eso es importante cortar con la inacción por parte de las personas testigos».

Las conferencias se pueden seguir en los siguientes links

https://www.youtube.com/channel/UCkPTkk7qilmUrB4PaCFangw
https://www.facebook.com/pdhgto/

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous post

La comarca suma cuatro brotes más con 13 positivos por coronavirus

Next post

Las fiestas patronales no contarán este año con sus principales actos

activaor

activaor