Vega Baja

Un carril bici y peatonal de casi siete kilómetros unirá Rojales y Guardamar

La infraestructura permitirá cerrar un circuito de unos  30 kilómetros

El conseller de Política Territorial, Obras Públicas y Movilidad, Arcadi España, ha anunciado la construcción de un carril bici de casi siete kilómetros que comunicará la carretera CN-332 a la altura de El Moncayo, en Guardamar del Segura, con la CV-905 en el término municipal de Rojales. El proyecto ha sido presentado en un acto presidido por el conseller en El Moncayo donde han estado presentes los alcaldes de Rojales y Guardamar del Segura, Antonio  Pérez y José Luis Sáez, entre otros miembros de ambas corporaciones.

El responsable del Consell  responde de esta manera a la propuesta de vía cicloturista y peatonal que fue planteada conjuntamente el pasado año por los Ayuntamientos de Rojales y Guardamar del Segura.

Arcadí España ha destacado en su visita que la Vega Baja es una prioridad para el Gobierno Valenciano, de ahí esta actuación entre otras muchas de movilidad sostenible que alcanzarán  una inversión de 3,2 millones de euros. “Pretendemos  potenciar el turismo sostenible  y mejorar la calidad de vida  de  nuestros ciudadanos”, como indica  el conseller.

En similares términos se ha expresado Antonio Pérez, para quien «se trata de un tipo de infraestructura muy demandada por nuestros ciudadanos, pero sobre todo, se consigue un medio de transporte muy seguro”.  A la vez, José Luis Sáez, ha querido destacar el interés y la rapidez  de la conselleria  para que este proyecto sea una realidad.

INVERSIÓN

El presupuesto inicial que se calcula en la memoria valorada en 1.477.769 euros será financiado por la Generalitat Valenciana. Se contempla un plazo de ejecución de los trabajos de seis meses a partir de la  firma de la correspondiente  acta de comprobación  de replanteo .

El trazado por donde discurrirá el carril bici, la  CV 895, es conocido como la carretera de El Campo e incluye los términos municipales de Rojales y Guardamar.  Se trata de una zona consolidada formada por varias urbanizaciones que desembocan a dicha carretera. El perfil ciudadano que reside en ellas es, en su mayor parte, de nacionalidad extranjera.

Al tratarse de una zona  muy turística con muchos  servicios (restauración,  mercadillos, centros comerciales etc) el flujo de personas es muy considerable, siendo el uso de la bicicleta tanto a nivel usuario, cicloturista o profesional de mucha importancia, según expone la memoria descriptiva realizada por los servicios técnicos municipales de los ayuntamientos de Rojales y Guardamar.

Se explica además que, debido a la confluencia de todo tipo de ciclistas y siendo la CV-895, una vía importante de conexión entre las localidades de Rojales, Guardamar del Segura, Los Montesinos y Torrevieja, con un alto flujo de vehículos, sobre todo en verano, se hace necesario la existencia del carril bici-peatonal para preservar en todo momento la integridad del usuario de la bicicleta, algo muy arraigado  en esta zona.

Por ello, la ejecución del carril bici servirá para su conexión con otros tramos de carril bici ya existentes, consiguiendo un entramado de casi 30 kilómetros, que permitirá la comunicación  entre los citados municipios utilizando  la bicicleta como medio de transporte mucho más seguro.

Con ello se pondrá en valor la zona debido a su gran importancia turística, paisajista y medioambiental, sobre todo por la existencia del parque natural de Las Lagunas de Torrevieja y La Mata con sus senderos  cicloturistas.

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous post

Dos brotes sociales de Covid en Orihuela y Bigastro, y otro en las aulas de Catral

Next post

El Consell aprueba un plan de ayudas con ayuntamientos de 160 millones para los sectores afectados por la pandemia

activaor

activaor