Sociedad

Pablo Riquelme. Un oriolano confinado en Estados Unidos

El joven cineasta oriolano Pablo Riquelme, con una solida carrera y varios e interesantes trabajos que han merecido diversos premios en festivales, trabaja actualmente como profesor en el departamento de cine de la Universidad Estatal de San Francisco (USA) y es otro de los españoles que el coronavirus sorprendió a miles de kilómetros de su Orihuela natal. A pesar de la distancia hemos contactado con él para que nos relate su confinamiento.

Pregunta. ¿Cómo has vivido esta dura situación lejos de tu familia y de tu tierra?
Respuesta. Vivir a tantos kilómetros ya es duro por sí solo, pero lógicamente estos días se hizo mucho más duro. Les llamaba todas las semanas para ponerlos al día y asegurarnos de que todos estábamos bien. Las nuevas tecnologías hacen que haya sido más llevadero, Además, este virus ha llegado en un momento de la historia en que la sociedad está preparada para conectar desde cualquier punto del mundo. Estar en cuarentena ha sido  doloroso, pero la tecnología ayuda mucho en la distancia. Me emocionó mucho cuando pusieron en la fachada del Ayuntamiento de San Francisco unas luces con los colores de España como señal de apoyo a todo lo que se estaba viviendo en nuestro país. Actos como estos te llegan al corazón y mucho más si estás tan lejos, como es mi caso.

P. En tu carrera profesional has rodado trabajos de ciencia-ficción. Cuando te dijeron que había que recluirse, ¿pensaste que era como vivir una de esas películas?
R. Desde luego que sí. Cada día me despertaba sin creer que estábamos en esa situación y mi mente necesitaba unos minutos para procesar la realidad. En la universidad viví el proceso muy de cerca y se pidió a los estudiantes que se fueran a casa mucho antes de que en España se ordenara el confinamiento. Durante una semana, solo el equipo técnico de la universidad tenía acceso al campus y, tras coordinar la transición de la enseñanza online, todos nos fuimos a casa.

P. ¿Quedarte solo y tan lejos fue porque no pudiste o no quisiste venir para pasar todo esto con tu familia en Orihuela?
R. Ambas cosas. Por un lado cerraron los aeropuertos y por otro yo seguía trabajando en USA. Como las fechas para volver a la normalidad se iban alargando, no pude arriesgarme a cruzar el charco sin saber cuándo podría regresar.

P. Para un cineasta siempre lleno de proyectos como tú, ¿en qué medida afecta este parón a todo lo que estabas preparando?
RComo ya se sabe, Hollywood paralizó todas las producciones y reunirse en grupos no estaba permitido, por lo que rodar una película era imposible. Sin embargo, he estado muy ocupado y he tenido todos los días reuniones on line, llamadas y email con diferentes managers, ejecutivos de estudios, productores, etc. Al paralizarse la acción en los set de rodaje se ha incrementado el trabajo entre bambalinas. Ahora estoy centrado en escribir y en colocar los guiones en las productoras adecuadas. Esto se puede considerar un bache en el camino, pero no se ha cancelado ningún proyecto, simplemente se han pospuesto hasta nueva orden.

P. ¿Nos puedes adelantar, si es posible, algunos de esos proyectos?
R. Recientemente me han pedido escribir una película musical. Aún es pronto para dar detalles, pero detrás de eso hay un gran estudio. Además, sigo trabajando en la pre-producción de una película que empecé a escribir hace tres años bajo la supervisión del director Gus Van Sant y el productor Cleve Jones. Estamos muy contentos con este proyecto y empezará a rodarse cuando se pueda, si todo va bien. Igualmente, tengo previsto el estreno en España (que en principio iba a ser este verano) un trabajo que rodé en Hollywood, ‘Heads Will Roll’ (‘Rodarán cabezas’), protagonizado por Tony Todd (Candyman) y Lia Chapman (Canguros). Sin embargo, no se cómo afectará el virus a esto y cuándo podremos hacerlo. Es posible que tengamos que aplazarlo algunas semanas. En USA ya se estrenó y hemos ganado varios premios a lo largo del país. El tráiler está disponible en You Tube.

P. Para terminar y aprovechando el momento, ¿quieres enviar algún mensaje a tu familia y amigos de Orihuela y la Vega Baja?
R. Agradezco la ocasión que me brinda Activa Orihuela para enviar un fuerte abrazo y todo mi apoyo a los cineastas de la provincia y en particular a mi familia, amigos y vecinos de Orihuela y la comarca, a los que deseo mucho ánimo. La esperanza es algo muy bueno, tal vez lo mejor de las cosas buenas, y las cosas buenas nunca mueren (‘Cadena Perpetua’, Frank Darabont, 1994).

Tras desearle suerte y mucha paciencia, emplazamos a Pablo Riquelme Cuartero a un próximo encuentro, esta vez personal, cuando regrese a su tierra en Orihuela.

Antonio  Zaragoza

 

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous post

La Policía Nacional detiene a un fugitivo reclamado por la justicia portuguesa por transportar 2.400 kilos de hachis

Next post

La fase 3 traerá desde el lunes terrazas al 100%, comercios y bares, al 75%, y escuelas infantiles y de verano

activaor

activaor