Orihuela

Orihuela ultima el inicio de obras de restauración en uno de sus cinco monumentos nacionales

La Diócesis, en colaboración con el Ayuntamiento y la Conselleria de Cultura, aborda la rehabilitación de la Sacristía y la Capilla de la Comunión de la iglesia parroquial de las Santas Justa y Rufina

A nadie escapa que la parroquia de las Santas Justa y Rufina acoge gran parte de la actividad, tanto religiosa como civil, que acontece en Orihuela. La conocida como misa del Pájaro, la salida de dos procesiones de Semana Santa (Resurrección y Nuestra Señora de las Angustias), el besapié del patrón, conciertos… y así numerosos acontecimientos. Pero no sólo eso. Esta popular iglesia es uno de los cinco monumentos nacionales con los que cuenta la capital de la Vega Baja, declarada además Bien de Interés Cultural. Ahora bien, a finales del pasado mayo, parte de la cubierta de la sacristía se vino abajo, por fortuna sin ocasionar daños personales. Este derrumbe vino a dejar en evidencia la urgencia de intervenir tanto en esta estancia como en otras a fin garantizar la conservación y mantenimiento de este patrimonio oriolano tan emblemático.

Transcurridos casi seis meses, y tras ejecutar varias actuaciones orientadas a afianzar la cubierta del templo y evitar nuevas filtraciones o agresiones por agentes atmosféricos, la Diócesis de Orihuela-Alicante, propietaria de este tesoro artístico del gótico, ha anunciado «el encargo y coordinación del proyecto arquitectónico que permitirá rehabilitar la Sacristía y la Capilla de la Comunión».

Está previsto que las obras comiencen a primero de año y se prolonguen durante unos seis meses

Es decir, se ultima la fase preparatorio de los proyectos arquitectónicos para acometer una obras que, si los plazos no fallan, podrán arrancar a primeros de año.

Según explican fuentes de la Diócesis, y corroboran responsables del Ayuntamiento oriolano, con el concejal de Patrimonio a la cabeza, el plazo de ejecución de los trabajos está estimado en seis meses y supondrá una inversión aproximada de 800.000 euros, que aportarán principalmente el Ayuntamiento de Orihuela y la Conselleria de Cultura, así como la propia parroquia y el Obispado. Se trata, por tanto, de una actuación que se desarrolla bajo el paraguas de la colaboración entre administraciones, tal y como destaca el concejal Rafael Almagro, quien reafirma el compromiso del Ayuntamiento en «ayudar en todo lo que se pueda», aunque se entiende que la responsabilidad principal es del propietario.

El proyecto global contempla dos intervenciones. Éstas afectan a la Sacristía y a la capilla de la Comunión. En ambas se instaló, meses atrás, un sistema de apeo para garantizar la estabilidad, dado que en ambos casos se ha producido una importante degradación debido a continuos procesos de filtración de agua de lluvia y a la existencia, en el caso de la capilla, de grietas.

En el caso de la Sacristía, la actuación se produce a consecuencia del colapso que sufrió parte de la cubierta. El proyecto incluye la demolición de la bóveda actual mediante medios manuales, así como el saneado, limpieza y demoliciones parciales de materiales sueltos o con riesgo de caída. Unos trabajos que se realizarán bajo supervisión arqueológica. Además, se acometerá el sellado de las grietas existentes en las bóvedas y arcos, el refuerzo estructural de las mismas, así como labores de impermeabilización y aislamiento, reposición de la cubierta y la colocación de un acabado de teja cerámica curva.

También la Capilla de la Comunión sufre una importante degradación. Además, es uno de los espacios que quedó pendiente de rehabilitar tras las obras de mejora que se realizaron en el templo con motivo de la exposición de ‘La luz de las imágenes’. El nuevo proyecto contempla la demolición de la capa de cubrición formada por varios tipos de teja, colocación de un tejado de teja curva, acorde con el conjunto y con la finalidad de recuperar la bóveda como un elemento reconocible, además del sellado de las grietas y trabajos de recuperación de los revestimientos interiores, incluso de los motivos ornamentales y pictóricos propios. Por último, está programado que el Retablo del frente principal sea restaurado por parte de un profesional especializado, bajo la supervisión de la Conselleria de Cultura.

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous post

Zapi llega a Telfy, la nueva plataforma de televisión interactiva y streaming

Next post

«Las mejores canciones son aquellas que están ahí, esperando a que las descubras»

activaor

activaor