Orihuela

Miguel Hernández, universal. Sí, pero de Orihuela

No puedo olvidar la cara de perplejidad que le quedó a un representante de una importante asociación de Elche allá por el 2017; quien, tras decir al alcalde Bascuñana con cierto orgullo que con la llegada del AVE a Elche los oriolanos iríamos a tomar el tren a su estación, recibió la respuesta de nuestro regidor informándole de que seguramente no sería así, sino que más bien podría ocurrir al contrario y que tuviesen que ser los ilicitanos quienes por estrictas razones de eficiencia y eficacia fuesen los que tomasen el tren en Orihuela.

Pues, sin ir más lejos, dentro de muy poco serán nuestros queridos vecinos de Murcia los que lo hagan y hay quienes desde aquella capital (a 19 minutos en tren de cercanías ) rebautizan a nuestra estación Orihuela-Miguel Hernández como Estación de Orihuela-El Carmen, por llamarse así la de ellos.

Y es que, en España a la hora de poner nombres a las cosas algunos se las pintan solos. Y  no digamos nada a la hora de mover los mojones para ir ganando terreno a la propiedad.

No hace falta volver la memoria muy atrás para recordar que desde la Generalitat Valenciana de Ximo Puig, se intentó desmantelar la oficina de apoyo a los agricultores y ganaderos de la Vega Baja para llevarla a Elche. ¡Si señor, con un par! Ni más ni menos que se pretendía que nuestros miles de agricultores realizasen 40 kilómetros para ir a Elche a hacer las gestiones que se vienen haciendo en Orihuela. Indudablemente, ello obedece a que hay quienes desde la izquierda ven un nuevo territorio nacido de la unión de Baix Vinalopó y Vega Baja del Segura con cierta capitalidad en Elche y que dista mucho de ser una realidad.

A todo lo anterior debo añadir que son muchos los oriolanos y oriolanas que se muestran profundamente contrarios a la denominación oficial que se otorgó a la Universidad Miguel Hernández tras su polémica creación (Ley 2/1996 de 27 de diciembre). Orihuela, ya contaba por entonces con la Escuela Politécnica en Desamparados (dependiente de la Universidad Politécnica de Valencia) y aspiraba a ser sede de la nueva universidad por razones históricas entre otras. Precisamente este año se conmemora el 450 aniversario de la promulgación de la bula papal para erigir la Universidad Pontificia de Orihuela.

Otra gran injusticia que precisa de reparación, sin duda, es la eliminación en el consejo social de la UMH de representante del ayuntamiento de Orihuela en la conformación de la misma. En la ley 2/1996 se da presencia provisional en el mismo a representantes de los ayuntamientos de San Juan de Alicante, Altea, Orihuela y Elche, siendo únicamente este último municipio el que figura en la formación definitiva.

Seguramente hubo en su momento quienes, creo que muy desafortunadamente, consideraron un acierto colocar y vincular el nombre del insigne oriolano con la ciudad de las palmeras, cuando lo lógico y normal hubiese sido llamarla Universidad de Elche o Universidad Miguel Hernández a secas si es que realmente se pretendía rendir un homenaje a Miguel Hernández (el poeta).

A nadie debe sorprender ni extrañar este asunto, pues precisamente nuestros queridos ilicitanos son muy proactivos para reclamar todo aquello que piensan que les pertenece (el aeropuerto, la Dama, etc.); pero también los oriolanos tenemos cierto prurito con respecto a este y otros temas.

 

 

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous post

Patrimonio Histórico analiza los daños del derrumbe de una parte de la Torre Taifal del Castillo

Next post

Detenidos en Cox dos integrantes de un grupo criminal dedicado a estafas en el sector agrícola

activaor

activaor