Orihuela

Medio Ambiente coloca trampas biológicas para frenar la proliferación de la procesionaria

Ha distribuido en pinadas del municipio 25 trampas de feromonas capaces de atrapar a los machos de esta especie

Las mariposas de la procesionaria del pino están a punto de emerger de sus crisálidas en esta época del año. Por este motivo la Concejalía de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Orihuela, a través de la empresa concesionaria del servicio Compañía Tratamiento de Levante S.L., ha colocado 25 trampas de feromonas capaces de atrapar a los machos de esta especie.

Las trampas se han colocado en zonas estratégicas donde ha sido detectado un mayor número de incidencias de orugas entre los meses de enero-febrero. Capturando a los machos se consigue que la probabilidad de encuentros con las hembras se reduzca y por tanto haya menos puestas y por tanto menos bolsones en el futuro. Este método de control biológico no utiliza productos químicos nocivos y estará operativo entre junio y septiembre. De manera periódica se irán revisando las trampas para el conteo de las capturas realizadas por cada una de ellas. De los resultados obtenidos se puede obtener un gráfico con la curva de vuelo de la especie que puede indicarnos el momento más adecuado para iniciar los tratamientos fitosanitarios en otoño. El pasado mes de diciembre se realizó el tratamiento contra la oruga procesionaria del pino en todo el término municipal mediante pulverización de producto biológico.  

La procesionaria del pino es un lepidóptero que constituye la plaga defoliadora más importante de los pinares mediterráneos. Esta produce dos tipos de daño: por un lado, ataca a los árboles provocando la defoliación de los pinos y una disminución en su crecimiento, consigue debilitarlos y los hace proclives para el ataque de otras plagas, llegando incluso a secarse y, por otro lado, provocan reacciones urticantes en personas y animales, produciendo irritación en la piel, ojos y nariz, provocando en ocasiones reacciones alérgicas graves, lo que constituye un riesgo para la salud en áreas urbanas y recreativas.

En este sentido, el concejal de Medio Ambiente ha indicado que se continúa “ trabajando para conseguir controlar estas plagas, tanto la de la procesionaria como la de los mosquitos, que tan molestos son para la población, de la mano de la empresa adjudicataria en los planes de control tanto preventivo como paliativo”. Por último, Aparicio ha criticado que  «una ciudad como Orihuela, que invierte unos 70.000 euros al año en la lucha contra los mosquitos, reciba una subvención de alrededor de 600 euros”, por parte del Gobierno valenciano.

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous post

El 67º Certamen Internacional de Habaneras y Polifonía se celebrará sin fase competitiva

Next post

Convocan una concentración en Orihuela para reclamar "¡la Residencia y el Centro Oriol ya!"

activaor

activaor