Vega Baja

Mazón ratifica el “compromiso absoluto” de la Diputación de Alicante en la defensa del agua y los trasvases

El presidente de la Diputación de Alicante, Calos Mazón, ha ratificado este viernes “el compromiso absoluto de la institución provincial en la defensa del agua, de los trasvases y de los agricultores de nuestro territorio”, al tiempo que ha incidido en la necesidad de apoyar “la supervivencia del sector, uniendo esfuerzos y velando por proteger nuestras denominaciones de origen para que se reconozca su prestigio y calidad en el mercado nacional e internacional”.

Mazón ha realizado estas declaraciones en el discurso que ha pronunciado en Elche, donde ha participado en el acto con motivo del Centenario de la Comunidad General de Regantes de Riegos de Levante del Margen Izquierdo del Segura. Allí se ha comprometido con el presidente de dicha entidad, Javier Berenguer, a “coordinar esfuerzos para seguir trabajando y uniendo voluntades”.

Durante el evento, los profesores de la Universidad de Alicante Joaquín Melgarejo, Andrés Molina y Patricia Fernández, coautores del libro que conmemora el centenario de la asociación, han expuesto la trayectoria histórica, económica e institucional de este colectivo que se gestó hace un siglo y que actualmente integra a 20.000 comuneros censados que trabajan en 26.000 hectáreas de terreno, entre los términos de Elche y Orihuela.

Mazón ha resaltado en su intervención el trabajo que desempeñan los miembros de esta comunidad, “una de las más grandes y destacadas de España”, al tiempo que ha comentado la importancia que, para la supervivencia de los regantes y agricultores de la provincia, especialmente en el sur del territorio, tiene el trasvase Tajo-Segura del que se cumplen 40 años de su llegada y que “supuso una revolución en materia hídrica, al convertirse en una de las infraestructuras más relevantes de la geografía española”.

Este acueducto ha permitido, según ha recordado el presidente, llevar agua de calidad a los regadíos de una región cuyo principal motor económico es la agricultura, de la que dependen más de 100.000 familias. “Esta situación nos avala para seguir exigiendo agua trasvasada en la cantidad necesaria para la supervivencia de estas tierras y para permitir que se hereden de padres a hijos”. En este punto, ha mostrado su comprensión ante el momento de desánimo que vive el colectivo, con el aumento de costes en la producción y distribución, y ha mostrado su predisposición institucional para ayudar a aliviar la situación.

El acto, al que han asistido cerca de 200 personas, ha contado también con la presencia del presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, la consellera de Agricultura y Desarrollo Rural, Mireia Mollà, la vicepresidenta segunda y diputada de Ciclo Hídrico, Ana Serna, el diputado provincial Juan de Dios Navarro, así como alcaldes, concejales, agricultores y regantes de la zona.

Finalmente, Mazón ha encomendado a Puig seguir defendiendo ante el Gobierno Central el agua del trasvase Tajo-Segura, así como a seguir adelante con el recurso presentado frente a la última decisión del Ministerio con respecto a este asunto. “Somos un socio firme y leal para seguir exigiendo al Gobierno el agua que nos corresponde y necesitamos, así como la justa financiación que merecemos”, ha concluido el presidente de la Diputación.

 

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous post

Redován avanza en la construcción del centro de salud del municipio

Next post

El PSOE pide al equipo de gobierno que visite barrios y pedanías para conocer su estado

activaor

activaor