Vega Baja

Los regantes dan margen a la Confederación del Segura para paliar la falta de caudal de riego

Las 17 comunidades de regantes del regadío tradicional de la Vega Baja consideran  “muy fructífera” la reunión mantenida con los máximos responsables de la Confederación Hidrográfica el Segura (CHS), donde se abordaron diferentes aspectos relacionados con los caudales destinados al riego o medidas a tomar para solucionar el problema de residuos sólidos flotantes tanto en el cauce del Segura como en los sistemas de riego. Por ello dan un margen de confianza a los representantes del organismo de cuenca para que arbitren una serie medidas inmediatas para paliar la situación de la huerta y sus regantes.

Los responsables de la huerta que representan a más de 50.000 agricultores fueron recibidos en la sede de la CHS en Murcia por el presidente, Mario Andrés Urrea, el comisario de aguas,  Francisco Javier García y otros directores técnicos.

Tras el encuentro los representantes agrarios del Bajo Segura consideran que los responsables de la CHS  “han acogido y asumido como propias las reivindicaciones de los regadíos tradicionales de la Vega Baja”. Entre otras cuestiones  porque los representantes del organismo de cuenca dieron a conocer los avances producidos en el proyecto que se viene elaborando sobre la retirada de residuos sólidos flotantes en el río Segura  que, desde la CHS, se asumió ser de su competencia. En este sentido el presidente de la CHS anunció una serie de inversiones para tal fin.

Este plan incluye al igual actuaciones en los sistemas de riegos de las comunidades de regantes de la Vega Baja para la lucha contra los residuos flotantes dentro de un plan de actuación en colaboración con los regantes, Ayuntamientos y gobierno Valenciano. Además desde la CHS se pretende un aumento de efectivos de la Guardería Fluvial  tanto para evitar estos vertidos y para mejorar el control de los caudales, con el fin de que se note un significativo aumento en la Vega Baja que permita regar con cierta normalidad.

No obstante, se recordó a los responsables de la Confederación  la gravísima situación de escasez de recursos con los que cuenta actualmente los embalses del Segura, que conllevará un aumento en la reducción de los volúmenes a suministrar a todos los usuarios de la cuenca del Segura. Pese a ello se solicitó que se tenga en cuenta que el  60 % del regadío  tradicional de la cuenca del Segura se sitúa en la Vega Baja. Además, se exigió agua de más calidad para el riego y sin las altas concentraciones de salinidad actuales.

Respecto a las asignaciones solicitadas de los pozos del Sinclinal de Calasparra y vegas Media y Baja realizado por diversos usuarios de nuevos regadíos de la cuenca se informó que, tan solo, los expedientes están en información publica no significando esto que suponga la asignación automática de los recursos solicitados debiéndose estudiar la petición a la vista de la situación de alerta en la que, en breves días, entrará la cuenca del Segura.

Igualmente se solicitó información de la situación de los expedientes de concesión de las aguas de las depuradoras de Algorfa, Almoradi y Callosa del Segura, contestando el Comisario de Aguas que la situación de los expedientes estaban en estudio.

Los regantes de la Vega Baja consideran positiva la reunión satisfechos ante las explicaciones facilitadas, pero como han asegurado, “permaneceremos expectantes para que las medidas anunciadas sean efectivamente cumplidas por el organismo de cuenca”.

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous post

La Guardia Civil detiene a dos personas por tráfico de drogas en Redován

Next post

Los manteros desatan las quejas de vecinos y comerciantes contra la venta ilegal en la costa

activaor

activaor