Deporte

¡Los Arcos, cesped artificial ya!

Enardecidos todavía por la celebración del ascenso del Orihuela y con los resultados de las municipales aun calientes se impone el momento de la reflexión y de las decisiones operativas. Por un lado el club trabaja en la confección de la nueva plantilla y del otro, imagino, el alcalde hace lo mismo con su equipo de gobierno, asesores y aliados. De este último depende en gran medida que el club pueda entrenar en las mejores condiciones sin que ello sea un obstáculo ni un derroche para el municipio. Razón por la cual pido que se acometan con la menor brevedad las obras para instalar hierba artificial en el municipal de Los Arcos.

Nuestra ciudad adolece de falta de infraestructuras deportivas, tanto en cantidad como en calidad, salvo pistas multideporte. Posiblemente seamos el municipio con peores instalaciones de España entre los de más de 50.000 habitantes. Hay niños, como mi hijo, que tras mucho tiempo pagando cientos de euros cada año para jugar al fútbol abandonan la práctica sin haber tenido nunca campo entero para entrenar.

No existe razón de peso alguna, salvo el valor romántico del césped natural, para seguir con él. No permite repetición de entrenamientos, veta al resto de  equipos y categorías, reduce mucho las posibilidades de gestión del deporte retardando su crecimiento (nuevos equipos y clubes, secciones femeninas…), condiciona a los padres congestionando de coches el polideportivo del Palmeral, acorta la presencia de espectadores en las categorías inferiores, dificulta la celebración de competiciones de mayor rango  con equipos en formación, paraliza proyectos de alta especialización y minora el avance del deporte base o familiar.

Con césped natural el Orihuela pasa el año buscando lugares alternativos para entrenar; con hierba artificial entrenarían todos los días sin problemas y el resto de categorías podrían hacerlo igualmente,así como celebrar allí sus competiciones, aumentando ese factor de espejo o ideal que para muchos representa el primer equipo de la ciudad.Sería verdaderamente un campo de todos los oriolanos. Los Arcos como templo del fútbol, con decenas de partidos y entrenamientos cada semana… y en el centro de la ciudad.

Para finalizar, a modo de apunte. El deporte en nuestro municipio está fosilizado. Las infraestructuras son, particularmente en el casco urbano, pésimas y los programas deportivos carecen de variedad y tecnificación. No existe una verdadera línea de gestión basada en la calidad, tampoco es fácil lograrlo con los medios de que se dispone y resulta caro para los resultados producidos. Quizá el alcalde debería dejar de refugiarse en el documento de infraestructuras deportivas y en CLEQUALI(que es un mero instrumento para dar servicio) a la que se utiliza como parachoques de todo aquello que no se quiere o sabe hacer, apelando a las limitaciones del contrato. Quizá, digo, debería de dejar de buscar excusas y plantear un modelo deportivo (patronato, instituto,…) con mayor operatividad, con independencia económica y de gestión para acercarnos un poco al ideal de un verdadero municipio promotor de la actividad físico-deportiva. Una de las medidas pasaría por colocar al concejal de deportes en las comisiones de urbanismo e infraestructuras para integrarlo en el diseño básico del municipio.

Miguel Ángel Robles.
Exconcejal de Deportes en el Ayuntamiento de Orihuela.

 

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous post

Sensación de debilidad, cansancio, vértigo y cefaleas, principales consecuencias de esta ola de calor

Next post

El oriolano Rafael González seleccionado en los cursos más importantes de dirección

activaor

activaor