Orihuela

La población se confina en casa mientras llegan las primeras sanciones por incumplir la alerta

El avance del Covid-19 y la certeza de que los casos se han elevado ha obligado a reconvertir el escenario social y urbano de Orihuela al igual que el de otras muchas ciudades, en beneficio de la salud pública. «Todo ha cambiado en apenas unas horas» hemos escuchado en repetidas veces en la calle.

Con casi la totalidad del comercio cerrado, playas y parques cercados y la recomendación de mantenerse en casa, comienza la primera semana conviviendo con las medidas excepcionales que recoge el estado de alerta decretado por el Gobierno de España, y que deja una imagen histórica e inédita en la sociedad oriolana.

Familias enteras recluidas en casa con los más de 12.200 alumnos que cursan sus estudios en los centros educativos de Orihuela, a los que hay que sumar universitarios, y que afrontan su primera semana sin apenas actividad. La primera de las advertencias es no salir a la calle salvo en los casos contemplados para acudir al trabajo o a la compra en el supermercado o en la farmacia.

Primeras sanciones
Desde la Concejalía de Seguridad Ciudadana recuerdan que la Policía Local mantiene activos todos sus recursos para coordinarse con el resto de cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado, servicios de emergencia y personal sanitario para evitar el riesgo de contagio ante la crisis del coronavirus.

Los agentes, tanto de la Policía Nacional como de la Policía Local han identificado en los últimos días, y continúan haciéndolo, a varias personas por incumplir las normas contempladas por el estado de alarma, que pueden ser objeto de sanción desde los 100 euros hasta los 600.000 euros e incluso un año de prisión.

Entre sábado, domingo y lunes, se ha parado e identificado a más de un centenar de personas, a las que se ha solicitado documentación que acredite, principalmente, que se desplazan por motivos laborales.

Servicios municipales mínimos
El alcalde de Orihuela, Emilio Bascuñana, anunciaba los servicios mínimos que están disponibles por parte del Ayuntamiento para garantizar la continuidad y la prestación de los servicios básicos de competencia municipal.

Todos las prestaciones municipales se realizarán de forma no presencial, mediante teletrabajo, salvo los que se consideren servicios esenciales. Según Bascuñana, «esos servicios esenciales se realizarán prevaleciendo la seguridad de los ciudadanos y de los propios empleados, de tal manera que en ningún caso se produzca riesgo para la salud».

Como recoge el decreto firmado por el primer edil, «desde la perspectiva de la gestión de la crisis se hacen necesarias actuaciones orientadas a disminuir la propagación de la enfermedad, tanto a nivel interno, entre los empleados públicos como de los usuarios de los servicios que se prestan desde los diferentes centros de trabajo del Ayuntamiento de Orihuela».

Los servicios esenciales que se siguen prestando presencialmente son Policía Local, Protección Civil y Emergencias, Prevención de Riesgos Laborales, recogida de residuos urbanos, Residencia Oriol, brigada de Infraestructuras y Urbanismo, y Bienestar Social.

Medidas en los supermercados
Las tiendas de alimentación van a ser una pieza básica en la evolución de la crisis del coronavirus.

Las medidas de contingencia para frenar la expansión del coronavirus han sido visibles desde este lunes con actos como la entrada escalonada, limitando y ordenando el aforo para garantizar la distancia preventiva de un metro entre cualquier persona, utilización de guantes para manipular los productos y pago con tarjeta en lugar de efectivo.

Las autoridades llaman al consumo responsable y las empresas suministradoras garantizan que no se producirá desabastecimiento.

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous post

La cultura no se para en Orihuela

Next post

La Generalitat ingresa 657.305 euros más a los afectados por la DANA

activaor

activaor