Vega Baja

La Guardia Civil interviene piezas de marfil comercializadas presuntamente de manera ilícita

La Guardia Civil de Alicante ha detectado la venta de diversas piezas de marfil, ofertadas en una página de internet de compra-venta de objetos de segunda mano, que carecían de las correspondientes facturas y/o documentos acreditativos de su lícita procedencia, por lo que se ha procedido a la incautación de dichas piezas y a la sanción administrativa de los seis vendedores particulares inspeccionados.

Uno de los muchos cometidos que tiene el SEPRONA es detectar la posible comercialización de animales (o de sus partes) que puedan estar incluidos y protegidos por el Convenio Cites siendo, por tanto, dicha comercialización ilícita.

Es bajo este marco, que la Patrulla de Protección de la Naturaleza (PAPRONA) de la Guardia Civil, con sede en Elche, detectó diversos anuncios en la web, en una conocida página de compra y venta de productos de segunda mano, en los cuales se ofertaba la venta de varios artículos que contenían marfil.

En este tipo de comercialización, en la que destaca la gran difusión y publicidad de la venta del objeto en cuestión y, sobre todo, el anonimato del vendedor, hace que sea muy complicado, para el cliente interesado, detectar la legalidad de la transacción, incluso la lícita procedencia del objeto, ya que no se emite ningún tipo de factura y/o documento alguno, que acredite el origen del objeto.

Los agentes del PAPRONA, entre los días 16 y 28 de junio, contactaron con seis particulares, que habían detectado que ofrecían dichos objetos de marfil por internet, concertando con ellos una entrevista. Una vez reunidos con los vendedores, se comprobó si las diferentes ventas seguían el correcto cumplimiento de los requisitos, para su lícito comercio, y si aportaban las facturas de compraventa correspondientes u otros documentos comerciales, con referencia al preceptivo número de Cites, no siendo el caso.

Como resultado de las actuaciones de prevención realizadas y, tras no poder acreditar ninguno de los seis inspeccionados el cumplimiento de dichos requisitos para poder tener y/o comercializar partes de especímenes protegidos por el Convenio Cites, se les informó de su propuesta para sanción por infracción administrativa a la L.O. 12/95 de Represión del Contrabando, en concordancia con el Convenio Cites, de 3 de marzo de 1973.

Los agentes procedieron, además, al decomiso de las siguientes piezas:

  1. Onil: valoración de las piezas 690 euros.
  • una talla de figura oriental geisha sobre base de madera de 13 cm. longitud.
  • dos tallas de busto de mujer sobre base de madera de 15 cm. longitud.
  • dos tallas pareja africana humana de 11 cm. longitud.
  • un cuerno tallado con una cara africana de 36 cm. de longitud.
  1. Alicante: valoración de las piezas 200 euros por pareja, 500 euros total.
  • cinco figuras representando aves (patos, gansos, ocas) de 4 cm. longitud.
  1. Alicante: valoración de las piezas 600 euros
  • un objeto tallado representando una pipa de fumar de 9 cm. longitud.
  1. Pilar de la Horadada: valoración de las piezas 385 euros.
  • un crucifijo de plata con la figura de un Cristo tallado en marfil de 18 cms.
  1. Almoradí: valoración de las piezas 210 euros (70 euros/unidad).
  • tres collares de marfil formado con piezas redondeadas de 23 cm. longitud.
  1. Torrevieja: valoración de las piezas 200 euros.
  • dos cepillos de ropa de 12 cm. longitud.

Los objetos intervenidos quedarán depositados en dependencias de la Administración de Aduanas de Alicante, a la espera de que el departamento adscrito al SOIVRE, proceda al análisis de dichos objetos para determinar que, efectivamente, sean de marfil.

En caso afirmativo, estas seis personas podrían incurrir en un delito de contrabando o en un delito de tráfico de especies protegidas o, incluso en ambos delitos a la vez, según determine dicho análisis, por lo que se procedería a la correspondiente instrucción de las pertinentes diligencias policiales y judiciales.

Por el contrario, si el análisis determinase la falsedad de dichas piezas de marfil, estas seis personas incurrirían igualmente en un delito pero, en ese caso, sería un delito de estafa, por tratar de vender un producto mediante engaño.

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous post

Bigastro se beneficiará del programa 'Xarxa Salud' de la Generalitat

Next post

El Departamento de salud de Torrevieja abre sus centros de Atención Primaria por la tarde

activaor

activaor