Vega Baja

La Diputación pone en valor el regadío tradicional de la Vega Baja en el proyecto europeo WAVE

Este programa de cooperación interregional, que lidera la institución en la provincia, busca generar oportunidades a través del patrimonio cultural vinculado al agua

El conjunto de presas de Tibi y Relleu y el regadío tradicional de la Vega Baja son los dos proyectos pilotos escogidos por la Diputación de Alicante, en el marco del programa europeo de cooperación WAVE, para poner en valor y revitalizar el patrimonio cultural de la provincia vinculado al agua.

La institución alicantina, que ha recibido por su participación en la iniciativa 210.000 euros procedentes de la Unión Europea, invertirá esta cantidad en el desarrollo de distintas actuaciones en estos enclaves alicantinos que permitan revalorizarlos y crear nuevas oportunidades económicas, educativas y medioambientales en el territorio.

“La provincia de Alicante cuenta con un amplio y rico patrimonio hidrológico que puede suponer un aliciente para su desarrollo turístico, cultural y económico”, ha destacado la diputada de Ciclo Hídrico, Ana Serna, quien ha explicado, además, que WAVE, en la que la Diputación de Alicante participa junto a otros siete socios europeos, “debe servir para estimular la creación de una línea específica de financiación con fondos europeos para este tipo de proyectos, lo que sería muy interesante para nuestra provincia y todos sus municipios”.

De esta forma, y con el fin de mostrar el potencial de este tipo de actuaciones e intercambiar experiencias con el resto de socios del proyecto, la Diputación está trabajando ya, de la mano de los ayuntamientos, tanto en las presas de Tibi y Relleu, de un gran valor histórico ya que son las más antiguas de Europa –en funcionamiento desde 1594-,  como en el regadío tradicional de la Vega Baja, centrando las actuaciones en Almoradí, ejemplo de patrimonio, no solo material, sino también inmaterial “ya que atesora tradición y un ‘saber hacer’ secular”, tal y como ha destacado Serna.

En el caso de la presa de Relleu, la institución ha proyectado un humedal artificial junto a una zona para aves y un centro de educación ambiental, mientras que se elaborará un plan director de ordenación para la presa de Tibi.

Por otra parte, en Almoradí la Diputación financiará los paneles informativos y la creación de una aplicación móvil para visitantes en torno a la ruta del agua prevista por el Ayuntamiento.

Junto a la Diputación de Alicante, que lidera el proyecto en la provincia y en España, cooperan en el mismo el Ayuntamiento de Breda (Holanda), la ciudad de Ravenna (Italia), la ciudad de Aarhus (Dinamarca), el grupo de cooperación europea Ister-Granum (Hungría y Eslovaquia), así como el centro de investigación CERTIMAC (Italia) y la Universidad Tecnológica de Delft (Holanda).

En este sentido, el departamento de Ciclo hídrico de la Diputación ha realizado en los últimos meses un análisis sobre la situación del patrimonio cultural vinculado al agua en nuestra provincia. Dicho análisis fue compartido con el resto de socios internacionales y constituye el punto inicial para la realización de plan de acción que mejore la puesta en valor de dicho patrimonio y, en especial, que mejore el apoyo público y privado durante proceso.

 

 

 

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous post

Las barreras instaladas en la desembocadura ponen de manifiesto los vertidos incontrolados de plásticos al Segura

Next post

Sanidad confirma 4 nuevos casos positivos de COVID-19 en la comarca

activaor

activaor