Orihuela

La conservación del castillo y murallas de Orihuela, ‘buque insignia’ de Patrimonio Histórico para 2020

Las II Jornadas sobre el Castillo y Murallas de Orihuela que se están celebrando en la Fundación Caja Mediterráneo durante este mes de noviembre vuelven a poner en un primer plano los trabajos para recuperar un espacio arquitectónico emblemático para esta ciudad.

La primera de las conferencias de estas jornadas, celebrada el pasado día 13, abordaba el Plan Director de Conservación y Restauración de Castillo y Murallas de Orihuela, precisamente a cargo de sus redactores. Los últimos actos de estas jornadas tendrán lugar este miércoles 27 con la conferencia ‘Restauración de la Torre Taifal de Orihuela’, a cargo de Antonio Galiano y de José María Germán. El mismo día se celebrará la mesa redonda ‘Qué hacer con el Castillo y Murallas y para qué’, con la participación de diferentes asociaciones culturales. Las jornadas finalizarán el próximo sábado con una ruta arqueológica que incluye la visita a las murallas urbanas.

Ese proyecto de conservación y restauración del Castillo y Murallas de Orihuela es para el concejal de Patrimonio Histórico, Rafael Almagro Palacios, «nuestro buque insignia de los objetivos marcados para esta legislatura». El plan ha sido ya redactado y enviado a Consellería de Cultura para su evaluación, como explica el edil, quien asegura que, «hasta el momento, está siendo bien evaluado por los técnicos».

La recuperación de ese entorno supondrá, como se indica en este Plan, unas inversiones que suman siete millones de euros y un plazo estimado de ejecución de las obras de una década.

Será a lo largo del próximo 2020 cuando el equipo de gobierno espera recibir un dictamen definitivo, llevar el Plan a Pleno para su aprobación y poner en marcha las actuaciones marcadas como prioritarias, entre las que se encuentran las obras para recuperar la torre Almenada, la puerta y antepuerta del albacar, la torre de Tapial, la balsa extramuros, la torre de mampostería y lienzo sobre el seminario, la torre de Embergoñes y otros proyectos de intervención considerados como «muy urgentes». Patrimonio Histórico dispone ya de partidas presupuestarias para estas primeras actuaciones que se pretenden iniciar durante el año 2020.

De espaldas al castillo
El concejal Rafael Almagro señala que las jornadas de difusión de este plan de conservación y recuperación «van a servir para que el castillo sea cada vez más nuestro» y reconoce que «quizá no hemos sabido transmitir su importancia». Como afirma el edil de Patrimonio Histórico, «hasta hace relativamente poco, hemos vivido de espaldas al castillo y son muchos los que creían que el tiempo y la dejadez lo habían deteriorado. No saben que el castillo sufrió dos demoliciones, en 1707 y 1709; la última que apenas dejó piedra sobre piedra».

De cumplirse las recuperaciones consignadas en este Plan Director, la zona del Monte de San Miguel se convertiría, en esos diez años, «o antes si contamos con las subvenciones que esperamos», en un parque arqueológico visitable, con rutas guiadas y que dispondrá la mejora de la zona, con accesos habilitados y una iluminación especial para destacar los elementos arquitectónicos más valiosos.

Rafael Almagro reconoce que este objetivo «no sería posible sin la colaboración de asociaciones, colectivos y particulares, que nos han aportado interesantes sugerencias que se verán cumplidas».

«Pronto veremos el resultado del trabajo hecho durante la pasada legislatura»

Como concejal de Patrimonio Histórico, Rafael Almagro se muestra «satisfecho» del trabajo desarrollado durante la pasada legislatura y afirma que el resultado se verá durante el próximo año 2020 cuando se materialicen los proyectos de recuperación para lugares tan emblemáticos como Las Norias, la Casa de los Mineros y Los Saladares, entre otros.

La reciente ‘gota fría’ ha obligado a retrasar las obras en la casa de operarios del Horno de Santa Matilde, adjudicadas por 68.921 euros y con un plazo de ejecución de seis meses. El edil anuncia su «inminente» inicio para recuperar la Casa de los Mineros, que sufrió derrumbes en 2014 y en 2018. Este complejo se encontraba en riesgo de desaparición, lo que le hizo entrar en la Lista Roja de Patrimonio. Se localiza en la sierra de San Miguel, junto al Palmeral, y es un elemento único porque cuenta con uno de los dos únicos hornos de calcinación de cinabrio que se conservan en el mundo.

Otra recuperación que destaca Almagro son las Norias Gemelas, Moquita y Pando, «y ya tenemos la autorización de Confederación del Segura para poner en marcha este proyecto hidráulico dotado con cerca de 500.000 euros para una actuación que incluye su entorno.

En Los Saladares se va a proceder a vallar la zona del yacimiento, después de su adquisición por 54.000 euros. El edil destaca la importancia arqueológica de esta parcela situada en el paraje de ‘Cabecicos Verdes’, que data del final de la Edad del Bronce y que se pretende convertir en zona visitable.

Otra iniciativa en ciernes pasa por ampliar el Museo Arqueológico Comarcal de San Juan de Dios a la sala de exposiciones contigua «para poder mostrar la gran cantidad de importante material almacenado».

Rafael Almagro destaca también que en 2020 «avanzaremos en adquirir los Baños de San Antón y seguiremos intentando conseguir para Orihuela la iglesia de San Agustín».

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous post

¿Se atreve a pasear por la ciudad de Orihuela con los ojos tapados o en silla de ruedas?

Next post

El comercio oriolano baja los precios este fin de semana y se llena de actividades para celebrar el Black Friday

activaor

activaor