Vega Baja

La Asociación Alcachofa Vega Baja reclama ayudas para agricultores afectados por la DANA que no estaban asegurados

El presidente de la Asociación Alcachofa de la Vega Baja, Diego Martínez, valora las pérdidas en 9 millones de euros y recuerda que más del 90% de los afectados no tenía seguro

El presidente de la Asociación Alcachofa de la Vega Baja del Segura, Diego Martínez, ha comparecido esta mañana en la Comisión especial de estudio sobre las medidas de prevención de los riegos de inundaciones de la Vega Baja en materia territorial, urbanística e hídrica de las Cortes Valencianas dentro del Plan de trabajo acordado por esta comisión.

En su intervención, que se ha realizado a través de videoconferencia desde la sede de la Comunidad de Regantes de San Felipe Neri, Diego Martínez ha expuesto la terrible situación en la que se encuentran miles de agricultores debido a los graves daños ocasionados por la DANA (septiembre de 2019) y ha pedido soluciones para paliar la tragedia que viven.

Martínez ha señalado que todos los cultivos de alcachofa que se encontraban en la margen izquierda del Río Segura se perdieron por completo debido a las lluvias torrenciales y al agua que se acumuló en los días posteriores. De esta forma, quedaron afectadas unas 1.200 hectáreas y más de 15.000 toneladas (el 60% de lo que se produce cada año en la comarca) provocando pérdidas para los agricultores por valor de 9 millones de euros.

A todo ello, hay que sumar el lucro cesante derivado de toda la labor del sector como los almacenes, la industria conservera, las subastas, las compañías de semillas, plantas y fitosanitarios así como las empresas de transportes y envases que vieron muy mermada su actividad como consecuencia de la escasa actividad en el campo.

El verdadero drama, tal y como ha comentado el presidente de Alcachofa de la Vega Baja, es que más del 90% de los agricultores de hortalizas no tienen sus cultivos asegurados debido al elevado coste de las pólizas y a la poca cobertura que ofrecen las mismas y, por tanto, lo han perdido todo. Se encuentran en una situación límite y no han recibido ningún tipo de ayuda porque uno de los requisitos es que tengan asegurada su producción.

Al respecto, Martínez ha pedido ayuda y soluciones para estos agricultores que son la base esencial de la huerta, el pilar fundamental de un símbolo de la comarca y el gran motor socioeconómico de la Vega Baja.

“Tender la mano y ayudar a miles de familias que lo han perdido todo es solo cuestión de voluntad política. Se puede buscar la fórmula para no dejar atrás a los agricultores y aplicar medidas extraordinarias para desastres de magnitudes excepcionales”.

En este sentido, Diego Martínez ha solicitado una respuesta con ayudas directas que sean capaces de solucionar un problema de tanta magnitud así como apoyo de cara a los gastos e inversiones de próximas campañas y un plan de promoción para incentivar el consumo de productos de la huerta de la Vega Baja.

El presidente de la Asociación de la Alcachofa de la Vega Baja ha apuntado que es clave que las decisiones se tomen cuanto antes porque ha pasado un año y medio y todavía seguimos arrastrando las consecuencias de la DANA.

De hecho, Diego Martínez ha recordado que en la presente campaña (2020/2021) la superficie de cultivo ha bajado un 15% debido, entre otros motivos, porque hay muchos agricultores que todavía no se han recuperado económicamente y no han podido comprar nuevas plantas de alcachofa, ni arreglar sus campos o labrar y abonar sus tierras.

Diego Martínez ha puesto el acento en lo importante que es la agricultura para la Vega Baja y el trabajo esencial que desempeñan.

“La Vega Baja es huerta y detrás de ella hay miles de familias que realizan un trabajo encomiable que, en muchas ocasiones, es poco reconocido. Los agricultores siempre dan la cara y recientemente nos han vuelto a dar una lección de compromiso y responsabilidad trabajando en los peores momentos de la pandemia para abastecer los mercados”.

Los agricultores, continúa el presidente de Alcachofa Vega Baja, “son un motivo de orgullo. Debemos valorar y agradecer todo el trabajo que desempeñan y las adversidades, una tras otra, a las que hacen frente (sequías, DANA, heladas, COVID-19…) para alimentarnos a todos y no les podemos dar la espalda ni cruzarnos de brazos cuando más lo necesitan”.

Para Diego Martínez “está en juego el futuro de la huerta y de la comarca de la Vega Baja y tenemos la obligación de atender sus necesidades y ayudarles a que puedan seguir trabajando con la misma pasión e ilusión que han demostrado a lo largo de los años”.

Propuestas en materia de agua

Por otra parte, Diego Martínez también ha expuesto otra serie de medidas relacionadas con el agua para arreglar los desperfectos causados por la DANA y evitar que se puedan repetir.

En este sentido, ha pedido que se realice un correcto mantenimiento del Río Segura: del cauce, las motas y taludes así como la optimización de las dos desembocaduras del Segura con el fin de que se conecten para servir de ayuda a la salida del agua hacia el mar.

También ha solicitado que se proteja la funcionalidad de la red de acequias y azarbes, que se documente y conozca cómo funciona esta red y que se ponga en valor un sistema de riego que, por las características de la zona, es indispensable para la supervivencia de la producción agrícola.

Que se acometan obras de contención y canalización sobre el Río Chícamo o Rambla de Abanilla, junto a la rotura de la barrera de la N-332 desde San Fulgencio hasta la desembocadura del Río en Guardamar del Segura son otras de las propuestas planteadas por Diego Martínez en la comisión.

 

 

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous post

La Conselleria de Educación reconoce la implicación en la promoción del deporte del colegio de Hurchillo

Next post

Renfe y Orihuela acuerdan promocionar el uso del AVE para visitar la ciudad 

activaor

activaor