Orihuela

La abstención de C’s obliga al PP a hacer uso del voto de calidad del alcalde para aprobar las retribuciones

El equipo de gobierno del Partido Popular en el Ayuntamiento de Orihuela  ha sacado adelante este viernes su propuesta de retribuciones para la Corporación en esta legislatura.

Tras rechazar una enmienda a esa propuesta realizada por el grupo  Cambiemos Orihuela para que los salarios fueras inferiores, ha sido finalmente el voto de calidad del alcalde, Emilio Bascuñana,  el que ha deshecho un empate a 11 votos entre PP y PSOE junto a Cambiemos y Foro demócrata, originado por la abstención de los tres ediles de Ciudadanos, quedando pues aprobada la tabla salarial para el propio alcalde, concejales y asesores.

El primer edil tendrá una retribución bruta anual de 56.000 euros, el primer teniente de alcalde, 47.500 euros, los concejales que forman  la Junta de Gobierno Local cobrarán 44.000 euros, los ediles con dedicación completa tendrán42.000 euros de sueldo y quienes estén a dedicación parcial, 26.250 euros brutos al año.

El Pleno también ha aprobado las asignaciones a los grupos políticos y las asistencias a los órganos colegiados, cuyo presidente tendrá un plus anual de 3.000 euros y el vicepresidente la mitad. Los concejales percibirán 200 euros por asistir a cada Pleno y 150 euros por asistir a Junta de Gobierno. Cada grupo municipal recibirá 5.000 euros al año y 2.000 euros más por cada concejal que lo forme.

En la oposición, Ciudadanos dispondrá de tres dedicaciones parciales a 17.500 euros anuales cada una, el PSOE tendrá otras tres dedicaciones parciales por el mismo importe y Cambiemos Orihuela tendrá una sola dedicación parcial por importe de 13.150 euros anuales.

El portavoz del equipo de gobierno, Francisco Sáez, ha insistido en que estas retribuciones “son acordes al trabajo y a la responsabilidad que conlleva el cargo”, mientras que desde la oposición las han vuelto a calificar de “desproporcionadas” y “alejadas de la realidad social”. Sáez ha cifrado en 222.000 euros el ahorro de estas retribuciones en comparación a las aprobadas en 2011 por la anterior Corporación, lo que supone, tal como ha dicho, una rebaja del 38’3 por ciento.

Desde las filas populares, han argumentado que la legislación actual en base a la población, permitiría cobrar al alcalde hasta 75.000 euros al año, indicando además que la retribución aprobada  es inferior a la media que reciben otros alcaldes de localidades similares a Orihuela, y que según Sáez, es de 62.000 euros brutos al año.

En medio de continuos reproches con el equipo de gobierno, tanto la portavoz socialista, Carolina Gracia, como el portavoz de Cambiemos, Carlos Bernabé y la edil de Foro Demócrata, Pepa Ferrando, han mostrado insistentemente su rechazo a estos salarios. La primera se ha mostrado convencida de que “si el PP tuviera mayoría, aprobaría el sueldo máximo para el alcalde” y se pregunta por qué “mientras la subida de salarios pactada con los sindicatos es de un  2%, el sueldo del alcalde sube un 16% y los  salarios del resto de concejales del equipo de gobierno un 10%”.

El edil y portavoz de Cambiemos Orihuela, Carlos Bernabé, ha manifestado que esos sueldos “no se ajustan a la realidad social que vive España”. También ha dicho que Bascuñana «ha comprado a golpe de talonario la mayoría absoluta que las urnas no le dieron», refiriéndose al acuerdo con Ciudadanos.

Por su parte, la única concejal de Foro Demócrata, Pepa Ferrando, ha comparado las retribuciones de varios alcaldes de municipios similares y ha rechazado esas retribuciones propuestas indicando que costarán un millón de euros a los oriolanos y, también en referencia al pacto con C’s, ha dicho que el PP “une salarios con tranquilidad”.

Desde Ciudadanos, Juan Ignacio López-Bas ha defendido su postura abstencionista argumentando que el salario del alcalde “es legal y legítimo”. El edil ha reprochado al resto de grupos en la oposición “que digan que son justos cuando uno habla de los suyos y sean desproporcionados si son de los demás”, recordando a la anterior Corporación de PSOE y Los Verdes. López-Bas ha recordado que tampoco se opuso a que el anterior alcalde, Monserrate Guillén, cobrara 48.000 euros, aunque ha mencionado que la primera propuesta de Guillén ascendía a 52.000 euros.

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous post

Medio Ambiente activa una campaña informativa para el control de mosquitos

Next post

Niños saharauis disfrutan del verano en Torrevieja

activaor

activaor