Orihuela

Infraestructuras ultima un proyecto «para acabar» con las inundaciones en Orihuela Costa

Contará con un presupuesto de 1,5 millones, en una primera fase, que consistirá en la captación del agua en la avenida de Las Palmeras y Calle del Carmen mediante dos grandes imbornales y  un depósito bajo el paseo de La Xenia

La Concejalía de Infraestructuras del Ayuntamiento de Orihuela, que dirige el edil Ángel Noguera, junto a Hidraqua, concesionario del servicio de ciclo hídrico integral, ha anunciado que «ultima» un proyecto que permitirá acabar con las inundaciones históricas que se producen de forma recurrente durante los episodios de lluvia en la zona de Orihuela Costa. 

.

Noguera ha explicado que “se trata de un proyecto que está distribuido en cuatro fases. La primera de ellas, que contará con un presupuesto de 1,5 MM de €, es la que en estos momentos se está ultimando para su licitación a fin de iniciar las actuaciones antes de la temporada de verano”. 

En concreto, la intervención consiste en la captación del agua en la avenida de Las Palmeras y calle del Carmen mediante dos imbornales que cubren toda la anchura de la capa de asfalto de la calle con una longitud de 9 y 6 metros. Para ello, establece la instalación de las conducciones necesarias, una gran canalización formada por 741 metros de un marco de hormigón de 2×2 metros en el comienzo de la avenida de las Palmeras, que se amplía a dos marcos de 2×2 metros al unirse con la calle del Carmen hasta el punto de vertido en la playa de La Zenia. 

Las obras de vertido implican la ejecución de un depósito de 9,5×25 metros bajo el paseo en el límite con la arena de la playa. Este deposito se llenará de agua con las lluvias y, cuando alcance su capacidad máxima, desbordará el agua de forma controlada sobre la arena de la playa hasta que termine el episodio de lluvia.

Para reducir el deterioro de la playa, se colocará una escollera de piedra que se cubrirá con arena. Finalmente, se volverá a depositar la arena sobre la escollera y la playa recuperará su aspecto habitual.

Ángel Noguera ha explicado que “se aprovechará esta actuación para la reurbanización de las zonas afectadas, en especial en el paseo marítimo, donde se realizará una renovación del mismo desde la Avenida de la Playa hasta la calle Colón”.

Una vez concluya esta primera fase, están previstas tres fases más dentro de la actuación para la instalación de colectores en la calle San Antonio y Doctor Marañón, la ejecución de una laguna en una zona verde junto a la calle del Rocío de 22.500 m2 y otra en la vaguada situada entre las calles Alhambra y Unamuno de 1.000 m2. 

Estas zonas se diseñarán como zonas verdes inundables para la laminación de los caudales de lluvia cuyo uso habitual, fuera de los episodios de lluvia, serán zonas verdes con área de descanso, ocio y esparcimiento para disfrute de vecinos y visitantes.

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous post

Rescatada una escaladora tras fracturarse un tobillo en la sierra de Redován

Next post

Iglesia de San Agustín: Propuesta para convertir en oportunidad lo que hoy es una penalidad

activaor

activaor