OrihuelaVega Baja

Hoteles de Orihuela y la Vega Baja cierran y se ofrecen como hospital para acoger a afectados por el coronavirus

El Gobierno ha decretado el cierre de todos los hoteles y alojamientos turísticos a partir de este jueves, 26 de marzo como complemento a las medidas puestas en marcha para tratar de contener la expansión del coronavirus. La norma afecta también a alojamientos de corta estancia, campings, aparcamientos de caravanas y otros establecimientos similares ubicados en cualquier parte del territorio nacional.

La Asociación de Hoteles y Alojamientos Turísticos ‘Alicante Sur’, con sede en la Vega Baja, y que agrupa a una veintena de empresas entre hoteles, apartamentos y campings desde Crevillente hasta Pilar de la Horadada, con un total de 1.600 habitaciones y unas 4.000 camas, también ultima ya los preparativos para ese cierre.

El presidente de este colectivo y director del Hotel Montepiedra en Campoamor, Vicente Medina, confirma que han ofrecido sus instalaciones para convertirse en improvisados hospitales. «Esperamos no llegar a ese punto, pero si las autoridades nos piden que colaboremos, estaremos ahí para echar una mano».

La insólita situación llena de incertidumbre al sector hotelero de la comarca, que también se verá abocado a acogerse a las regulaciones temporales de empleo para no menos del 70 % de sus plantillas, según confirma el presidente de ‘Alicante Sur’. Como anuncia, «en los hoteles y establecimientos turísticos solo permanecerá el personal mínimo necesario para la vigilancia
y el mantenimiento, pero la mayor parte de los trabajadores irá al paro hasta que retomemos la actividad». Con la temporada de Semana Santa perdida y sin saber lo que pasará en los próximos meses, Vicente Medina afirma que desconocen cuándo podrán volver a abrir sus puertas, «aunque esperamos que para el próximo verano la situación sea más estable».

Los establecimientos turísticos de la Vega Baja confían en que, a partir de junio, «esto se anime y podamos acoger ya a clientes nacionales, que tendrán ganas de viajar al no haberlo hecho en Semana Santa». Medina es consciente de que los visitantes extranjeros «tardarán más en llegar» y espera que, durante los meses de julio y agosto, «volvamos a tener una buena ocupación». Mientras tanto, «estaremos pendientes de la reapertura cuando nos autoricen y contemos con reservas, pero aún desconocemos esa fecha».

Fotografías cedidas por Hotel Montepiedra en Dehesa de Campoamor (Orihuela)

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous post

Sanidad confirma 266 nuevos casos de coronavirus en las últimas 24 horas

Next post

El Covid-19 paraliza hostelería y comercio frente al auge de la demanda en el sector agroalimentario

activaor

activaor