Guardamar del Segura

Guardamar retira la línea eléctrica que atraviesa dunas y pinares del parque Alfonso XIII

Los trabajos de desmontaje y retirada de la línea aérea de media tensión que atraviesa las dunas y pinares del parque Alfonso XIII han comenzado este lunes. La actuación ejecutada por Iberdrola  y solicitada durante años por el Ayuntamiento de Guardamar, prevé que sean retirados 3.500 metros de cables y  cuatro de las once torres existentes. Los apoyos que no serán desmontados se prevé sean objeto de un plan integrado medioambiental y puedan ser reutilizados tras su adaptación como lugares de nidificación de distintas especies de aves. Las crucetas superiores de todas las torres si serán desmontadas. La razón de la permanencia de estas torres en el paraje se debe a una decisión de la conselleria de Medio Ambiente para evitar los daños ambientales y sobre el suelo dunar que  podría ocasionar el uso de medios mecánicos necesarios para extraer del lugar los apoyos metálicos.

El objeto final de la actuación es eliminar al máximo el riesgo de incendio forestal y  disminuir el impacto visual del paraje  declarado Lugar de Interés Comunitario (LIC) y microreserva, e incluida  dentro de Red Natura 2000. Además es uno de los lugares más frecuentados por los vecinos y turistas del municipio.

Para supervisar los trabajos, el alcalde de Guardamar, José Luis Sáez, el concejal de Infraestructuras, José María Hernández, acompañados por el jefe sector Alicante Sur de Iberdrola, Guillermo Raga, visitaron este lunes los trabajos que se prolongarán durante toda la semana.

“Se trata de una reivindicación histórica que se viene solicitando desde hace muchos años. Ahora lo hemos conseguido gracias a la colaboración de Ibedrola y tras más de dos años de trámites y actuaciones” indica el alcalde de Guardamar que anunció que se viene negociando con la compañía eléctrica más  actuaciones para mejorar la seguridad de otras zonas forestales atravesadas por tendidos eléctricos.

La actuación en ejecución afecta a la línea instalada en los años 60  y  cuenta con un presupuesto de unos 160.000 euros aportados por la eléctrica.

Para poder llevar a cabo  los trabajos fue instalada el pasado verano una nueva red subterránea, con una longitud de 1.200 metros situada entre el antiguo hotel Dunas y la calle San José.

 

 

 

 

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous post

Uno de cada tres residentes en el municipio de Orihuela es de origen extranjero

Next post

La alcachofa de la Vega Baja triunfa en Gastrónoma

activaor

activaor