Guardamar del Segura

Guardamar inaugura la Casa Museo Ingeniero Mira

«Hoy retrocedemos a principios de siglo XX para rememorar un magno acontecimiento como fue la repoblación de las dunas, y el trabajo que realizaron nuestros antepasados para seguir viviendo en esta tierra». Con estas palabras el alcalde de Guardamar, José Luis Saéz, dio por inaugurada la exposición permanente situada en la Casa-Museo Ingeniero Mira, que rememora una de las actuaciones forestales más importantes realizadas hasta ese momento en toda España para evitar, en este caso,  que el casco urbano de Guardamar fuera sepultado por las arenas de las dunas. «Hablar de Guardamar es sinónimo de respeto al medio natural, de querer y cuidar a los árboles,  y de ser pionero en agradecer vivir junto a un bosque ya que en el ya lejano año 1904 se celebró la primera fiesta del árbol», apuntó el primer edil ante los asistentes que se dieron cita en el acto.

La inauguración contó con la presencia de familiares del ingeniero de Montes, Francisco Mira I Botella (1862-1944), artífice de la contención de las arenas, procedentes  de Valencia, Cartagena y Alicante. También de numerosos ciudadanos, muchos de ellos descendientes de los 400 vecinos, hombres y mujeres, que participaron en las tareas forestales cuyos nombres y apellidos se reflejan en un  panel que forma parte de la muestra expositiva. «Un homenaje completo a nuestros antepasados, al ingeniero y a los guardias forestales que durante 40 años trabajaron para que hoy Guardamar cuente con una de las extensiones boscosas más amplias de la provincia», indicó la concejala de Patrimonio Histórico, Pilar Gay.

Con todo tuvo unas palabras especiales hacia los cientos de guardamarencos implicados en la repoblación «ya que fueron los verdaderos artífices  del cambio». Por ello, añadió,»queremos reconocer su lucha y su trabajo que definió nuestro carácter y nuestra historia, y que hicieron de nuestro pueblo lo que es y lo que somos».

Reseñar por otra parte  que la inauguración contó con la participación  de unos 50 figurantes  ataviados con trajes y vestidos de finales del siglo XIX y principios del XX cuando se iniciaron los trabajos forestales. Todos ellos,  pertenecientes a la Asociación Gutural Alcoy Modernista y al Museo  Comercial  de la provincia de Alicante.

El acto tuvo un carácter supracomarcal ya que asistieron alcaldes y concejales de numerosos municipios de la comarca y de Elche.

Las obras de remodelación y muselización de la  casa-museo fue adjudicada por el Ayuntamiento de Guardamar a la empresa Patrimonio Inteligente por un importe de 291.169 euros el pasado año gracias a una inversión del propio ayuntamiento y de la Generalitat Valenciana a través de los fondos Feder.

Las distintas salas interiores y los dos patios del inmueble muestran todo el proceso medioambiental hídrico-forestal utilizando fotografías, dibujos, paneles explicativos y proyecciones audiovisuales. Todo ello acompañado con uniformes, armas, vehículos y otros objetos relacionados con las funciones de la guardería forestal. También objetos  personales  del ingeniero Mira. Se recrea al igual en uno de sus patios interiores una duna que muestra como fueron repobladas las arenas.

.

 

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous post

“¡¡Valenciano, sí; castellà, també!!”

Next post

Otra remontada para seguir soñando

activaor

activaor