Orihuela

Gallud insiste en que el mercado de los martes estará en el centro antes del verano

El mercado que se celebra cada martes en Orihuela podría tener los días contados en su actual emplazamiento: el recinto de Los Huertos.
Tras muchas vicisitudes, el zoco de vendedores ambulantes puede regresar al casco urbano si el concejal de Mercados, Manuel Gallud, consigue sacar adelante todos los trámites antes de que finalice la presente legislatura. Pero el edil es consciente de que, a escasas seis semanas de que lleguen las elecciones, no lo tiene nada fácil, aunque como matiza, «hasta el 12 de junio seré concejal en funciones y voy a pelear por hacer ese traslado».
Durante más de treinta años se vino celebrando este mercadillo en la barriada de Las Monserratinas, hasta que en la pasada legislatura, la entonces alcaldesa, Mónica Lorente, decidió su traslado al recinto de Los Huertos ante el inicio de las obras del AVE, pagando por su alquiler cerca de 30.000 euros anuales.
De hecho, Gallud ya intentó que regresara a su emplazamiento del barrio en 2014, pero las protestas de los vecinos consiguieron que el alcalde accidental, Antonio Zapata, paralizara ese traslado. Tampoco hay que olvidar que hace un año, hubo que reiniciar todo el proceso administrativo después de que un juzgado paralizara otro traslado pretendido por Gallud: el del mercado de los sábados ubicado en Los Andenes, hasta el casco histórico.
Pero la actual situación de «dejadez y abandono» y el continuo descenso de clientes y de ventas, según los mercaderes, ponen de nuevo en entredicho que Los Huertos sea la mejor ubicación, como muchos reconocen. La gran mayoría de los vendedores está a favor de ese traslado a la ciudad, «porque teniendo el mercado más cerca de casa, acudiría más gente», como asegura Luis, quien cada martes traslada de Redován a Orihuela su mercancía.
Según Gallud, un estudio revela que en Los Huertos, la población de influencia del mercado es de unas 9.000 personas, mientras que en la ciudad podría llegar a las 20.000 personas, y eso se traduce en un importante incremento de ventas.
La zona elegida comprendería el segundo andén de la Avenida de Teodomiro, la Avenida de la Vega y calles adyacentes, parte de la calle Luis Barcala y dos calles laterales a Severo Ochoa.
El concejal ha asegurado a que «se están dando escrupulosamente los pasos administrativos para que nada falle» y culpa del retraso tanto a los vendedores «como a sus dirigentes políticos, los ediles de CLr, por poner tantas pegas legales»., ya que, tal y como señala, «podría estar ya hecho si no se hubieran dejado manejar por los intereses muy particulares de López-Bas y Mancebo, para torpedear a este concejal».
Según recalca el edil de Mercados, «el traslado es beneficioso para los vendedores, para el comercio de la zona y para que la ciudad disfrute de esta actividad económica tan importante». Son muchos los ciudadanos que tienen más dificultad para trasladarse cada martes hasta las afueras y visitar el mercado en el recinto de Los Huertos, «por lo que en el centro de la ciudad acudiría más gente, incluso de pedanías y de otras localidades que aprovechan para realizar otros trámites», como indica Manuel Gallud, para quien los beneficios «están clarísimos».
Otro reparo a su posible nueva ubicación sería la complicación del tráfico y estar en una zona donde existen varios colegios y el ambulatorio médico, aunque para el concejal se trata de una ubicación «ideal», porque según afirma, apenas afecta a vados y se han previsto soluciones para que no dificulte la actividad del día a día de ningún centro escolar.

«Hay que sacarlo de allí y ellos lo saben».
Gallud conoce que el tiempo no juega a su favor, «por las fechas en las que estamos», y admite tener un plan para mejorar la situación en el recinto de Los Huertos, «porque hay muchos vendedores que lo están pasando mal e incluso se han dado de baja por las pérdidas que les causa venir al mercado de Orihuela».
Desde la Asociación Intercomarcal de Vendedores Ambulantes que preside Raúl Berná, aseguran haber pedido al edil que reorganice los puestos para evitar huecos y hacer más atractivo al público el mercado «y que se vea una verdadera zona comercial, porque la gente compra en los primeros puestos y no se acerca a los más alejados». Mientras Berná explica que presentaron los planos junto a una propuesta a Gallud «pero no escuchó a quienes llevamos muchos años en esto»., el edil se ha mostrado dispuesto a tratar este asunto con los mercaderes, «y cuando han querido hablar conmigo les he recibido, pese a sus ataques contra mi», asegura.
Dejando a un lado ese cruce de acusaciones, los vendedores ambulantes se muestran dispuestos a un traslado «que llevamos bastante tiempo escuchando», pero quieren garantías de que no será un cambio «de ida y vuelta», como explica Raúl Berná. Dice el representante de los mercaderes que hasta ahora, Gallud no ha podido llevar a cabo el traslado «por falta de permisos» y espera que se garanticen todas las autorizaciones a favor «para asegurarnos que estaremos en Los Andenes al menos diez años, porque tanto cambiar a nosotros nos mata».
Quieren realizar unas mínimas modificaciones a la ubicación propuesta por el concejal «porque hay calles adyacentes que serían inviables para hacer una buena venta a quienes les tocara estar allí» y piden que se solventen los posibles problemas de tráfico y con los centros escolares, «porque si no es así, esta opción no la veremos viable».

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous post

Resumen

Next post

Una campaña «de hablar poco y escuchar mucho»

activaor

activaor