Orihuela

Emilio Bascuñana: «Seguimos con el riesgo y el miedo porque no se han hecho las infraestructuras necesarias»

El alcalde de Orihuela reconoce que todavía resulta «difícil» cuantificar los daños ocasionados por las inundaciones de 2019 si bien apunta que superarían los 530 millones sólo en el municipio

Asegura que nunca olvidará el olor a barro seco que impregnó el municipio durante meses. También sostiene que no le desea a ningún otro alcalde vivir aquellos días interminables, aquellas noches de miedo e impotencia de ver «tu ciudad incomunicada, inundada…». Y es que no cabe duda de que a Emilio Bascuñana le ha tocado afrontar una de las etapas más difíciles y complejas de la historia reciente de Orihuela como máxima autoridad municipal. Transcurrido un año de la mayor catástrofe natural acaecida en 140 años y en plena crisis sanitaria, el primer edil echa la vista atrás. Y dice que lo hace para coger impulso, el impulso de reclamar lo que considera que Orihuela merece y necesita de forma «inaplazable»: soluciones definitivas a los problemas que generan las lluvias torrenciales y los desbordamientos periódicos del Segura en la Vega Baja y, en concreto, en la capital de esta comarca levantina

Pregunta. Los días 12 y 13 de Septiembre de 2019 ya forman parte de la memoria de Orihuela como las fechas en las que se vivió una de las mayores catástrofes de su historia ¿Qué recuerdos tiene de aquellas fechas?

Respuesta. Recuerdo que fueron unos días, pero sobre todo unas noches, muy complicadas que no le deseo vivir a ningún alcalde. Ver tu municipio inundado, incomunicado….el miedo y la impotencia en el rostro de tus vecinos porque no podían evitar que el agua entrara en sus casas y arrasara sus pertenencias, vehículos arrastrados y destrozados, huertos anegados, y comercios y empresas con todo su material echado a perder por haber quedado bajo el agua durante días. Todavía recuerdo el olor a barro seco que impregnó nuestro municipio durante meses. Sin embargo, también recuerdo el cariño de todas las personas que nos arroparon y apoyaron durante estos días y de todos aquellos que nos ayudaron a recuperar parte de nuestro municipio, de manera especial el compromiso de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad y de Emergencias, autoridades y voluntarios,… y a los que siempre estaré eternamente agradecido.

P. Cuando se conmemora el primer aniversario, ¿qué balance efectuaría de estos primeros doce meses tras el paso de la DANA más dañina del último siglo?

R. Durante los primeros días nos sentimos arropados y apoyados, pero después pasaron los meses y todavía esperamos las ayudas. Una desgracia de estas características no se supera ni en un año ni en dos. Esto condiciona toda la legislatura porque hay mucho trabajo por delante en los próximos años. Seguimos con el riesgo y el miedo porque no se han hecho las infraestructuras necesarias. Se declaró Orihuela como Zona Catastrófica y hemos visto que no ha servido para nada. Ha pasado un año y seguimos como estábamos porque no se han acometido las obras necesarias para solucionar el problema que generan en Orihuela las inundaciones.

«Se declaró Orihuela como Zona Catastrófica y hemos visto que no ha servido para nada»

P. Los destrozos materiales fueron cuantiosos, con viviendas, vehículos y empresas arrasadas, infraestructuras públicas gravemente dañadas… Ha sido posible cuantificar los daños? ¿Emplean alguna cifra concreta de pérdidas en el ámbito municipal?

R. Todavía, a fecha de hoy, es muy difícil conocer la cifra de las pérdidas ocasionadas por la DANA porque siguen sumándose daños en el sector de la agricultura y en otros sectores. No obstante, calculamos que el municipio de Orihuela sufrió un perjuicio superior a los 530 millones de euros. Tan solo el Ayuntamiento sufrió daños en sus instalaciones por más de 25 millones. Desgraciadamente, son muchas todavía las instalaciones deportivas, culturales, sociales, etc., que continúan sin poder ser utilizadas. En los primeros días, el Ayuntamiento tuvo que hacer frente a un gasto de más de 5 millones de euros para que funcionasen los servicios más básicos. Sólo en Orihuela se registraron más de 9.000 solicitudes con destino al Consorcio de Seguros (unos 90 millones de euros). Aunque hay que señalar que no todo el mundo tenía sus bienes asegurados y no pudieron recurrir a esta vía. Por otro lado, las pérdidas en la agricultura estaban cifradas por ASAJA en la provincia de Alicante en más de 550 millones de euros. Muy a nuestro pesar, estas son las cifras que llevo un año recordando a las administraciones competentes.

En la Vega Baja se han perdido en este episodio entre los 1.500 y 3.000 millones, sólo con la mitad de esta cifra se podría hacer frente a todas las infraestructuras que necesitamos.

P. Por desgracia, seis meses después y cuando aún muchos ciudadanos y empresas no habían podido recuperar lo perdido, se declara el Estado de Alarma por los efectos de una pandemia. Como máxima autoridad municipal, ¿teme que esta situación sumerja a la ciudad en una grave crisis económica y social?

R. Paradójicamente, desde algunas formaciones políticas de la izquierda califican mis palabras como ‘victimismo’ cuando me refiero sin contemplaciones a la desgracia que supone sufrir tal cantidad de desastres en tan corto espacio de tiempo. Es muy difícil trabajar con normalidad bajo estas circunstancias y cuando en lugar de recibir apoyos algunos van poniendo problemas en vez de soluciones. Los efectos de estas dos crisis han sido terribles para muchas empresas y profesionales autónomos, porque han tenido que hacer frente a la inundación de sus comercios, y, seguidamente, han tenido que estar cerrados durante meses por el confinamiento. Quiero señalar que desde el Ayuntamiento de Orihuela hemos tomado medidas para, en la medida de nuestras posibilidades, estimular la recuperación económica empresarial dotando de una subvención de 600.000 euros para ayudar a Pymes y autónomos, aparte de los 4 millones de euros de los remanentes que se destinan a Servicios Sociales. No me cabe la menor duda de que saldremos de esta. En Orihuela sabemos de sobra lo que es el sufrimiento y el trabajo duro; aunque está claro que nadie nos va a regalar nada. Casi todo lo tendremos que hacer por nuestros propios medios. Existe parálisis o importantes retrasos en temas como la CV95, la CV91,la línea de ferrocarril para unir Orihuela con su costa, la llegada del AVE y la ampliación del Hospital, que contribuirían a salir más rápidamente de esta crisis. Sin embargo, no todo el mundo parece tener las mismas prioridades que tenemos aquí.

«Tenemos más de 40 millones en proyectos que han de servir para inyectar liquidez en nuestra economía»

P. Han sido varias las ocasiones en las que ha manifestado su malestar por el retraso en la llegada de las ayudas, tanto estatales como autonómicas, para hacer frente a los daños ocasionados por la DANA. ¿Se mantiene esta tardanza?

R. Como he dicho anteriormente, hicimos frente a un gasto de más de 5 millones durante los siguientes días a la DANA para atender la emergencia. Eso son 5 millones de euros menos en nuestras arcas y que nos son necesarios para arreglar caminos, instalaciones, etc. Para compensar estos gastos, la Generalitat Valenciana nos prometió 3 millones de euros y 2 millones el Gobierno central. Sin embargo, hasta el momento, no ha venido nada más que 50.000 euros a cuenta. Y así lo manifesté la semana pasada en el Congreso Nacional de Inundaciones. Sin embargo, nuestro Gobierno central ha obtenido ayudas para la DANA procedentes de la Unión Europea por un importe de 57 millones de euros, y aún no sabemos ni cuánto nos toca a Orihuela ni por qué vía se nos daría. Hemos sido los más perjudicados y, por lo que vemos, los que menos vamos a recibir.

«No es de recibo que el Ministerio de Hacienda pretenda llevarse lo que tenemos ahorrado y necesitamos»

P. También ha criticado abiertamente que el Gobierno central quiera hacerse con los remanentes de los Ayuntamientos para hacer frente a la crisis sanitaria . ¿Necesita Orihuela esos ahorros, ahora más que nunca?

R. Fui uno de los primeros alcaldes en pronunciarse con más determinación sobre este asunto, motivado por todo lo que he comentado anteriormente. Tenemos unos remanentes de 22 millones de euros pero que no nos permiten utilizar al servicio de la recuperación municipal. No es de recibo que, en vez de ayudarnos y aportar fondos, el Ministerio de Hacienda pretenda llevarse lo que tenemos ahorrado y necesitamos más que nunca. Si no nos ayudan y si encima nos quitan este fondo ¿cómo vamos a recuperarnos?. Sin ninguna duda, la mayoría de alcaldes hemos puesto los puntos sobre las íes y este despropósito no se llevará a cabo. Es más, nuestro país cuenta con 5.000 millones de euros de fondos europeos para repartir entre los ayuntamientos, y el gobierno de Pedro Sánchez debe hacerlos llegar cuanto antes, sin chantajes y sin discriminaciones (a los que no tienen remanentes) para que podamos ponerlos en marcha cuanto antes.

P. En los últimos meses, han anunciado la limpieza y adecuación de barrancos, también obras de mejora en las redes de captación de pluviales, la reparación del colector de Avda. Dr. García Rogel… Actuaciones todas ellas encaminadas a evitar inundaciones localizadas por fuertes lluvias. ¿Qué otras actuaciones tienen previstas a medio y largo plazo?

R. Hay que tener en cuenta que el Ayuntamiento de Orihuela no tiene todas las competencias para ejecutar las obras necesarias, la mayor parte corresponde a otras administraciones, pero desde nuestras posibilidades seguiremos mejorando el sistema de captación de pluviales y drenaje de los núcleos urbanos. Además, mejoraremos los sistemas de bombeo, y solicitaremos a las administraciones competentes que adopten ya medidas necesarias para que esta tragedia no se vuelva a repetir.

P. La Confederación Hidrográfica del Segura ha destinado unos 16 millones en el último año a reparaciones en motas, cauces y ramblas. ¿Cree que es suficiente?

R. Toda obra tendente a mejorar se agradece, así como que se hayan acometido diversas reparaciones, pero eso no soluciona el verdadero problema. La solución pasa porque se realicen proyectos de mayor envergadura y que eviten las inundaciones. Sabemos que las infraestructuras hidráulicas necesarias son obras de alto coste pero totalmente imprescindibles e inaplazables.

P. ¿Qué cree que habría que hacer, sin demora, para que la situación vivida hace ahora un año no volviera a repetirse?

R. Llevo mucho tiempo reclamando acciones tales como la laminación de la Rambla de Tabala y la Rambla del Derramador, así como otras ramblas y barrancos en la Dehesa de Pinohermoso, Sierra de Hurchillo, Monte de San Miguel; el encauzamiento de la Rambla de Abanilla; refuerzo de laterales de la Rambla Salada y refuerzo de las motas del Reguerón o Azarbe Mayor de Hurchillo; limpieza anual del río y Reguerón; estudio del comportamiento del río; aumento del canal del río y solución a su paso por Orihuela y Rojales; reestructuración de la desembocadura del río; permeabilidad de las infraestructuras línea de ferrocarril AVE, CV930, CV95 y CV91, ente otras medidas.

P. El polígono industrial se convirtió en la ZONA 0 de la DANA. Transcurridos doce meses, algunas empresas han cerrado o se han marcha y otras denuncian que su situación es muy precaria porque siguen si recibir compensación económica alguna ni ayudas públicas. ¿Tienen prevista alguna actuación al respecto?

R. Nuestro deseo es que a Orihuela vengan empresas y, para eso, es necesario que se sientan seguras. Queremos contar con un polígono que reúna esos criterios. Prácticamente, nuestra comarca está inmersa en un suelo calificado con riesgo de inundación alto, y canalizar la Rambla de Abanilla podría ser una solución definitiva para el Polígono Industrial Puente Alto y otras soluciones al crecimiento industrial. Y eso es algo que debe solucionarse desde las administraciones competentes. El remedio nunca puede pasar por que nos digan ‘que las empresas tengan que irse de donde exista ese riesgo’. El Ayuntamiento ha concurrido a la convocatoria del IVACE que, en lugar de ayudarnos, al no admitirnos la prórroga por los daños causados por la DANA, nos retira la subvención. Además, las ayudas de 2020 las han retirado para destinar los importes a paliar las consecuencias sanitarias del COVID-19. Orihuela sale perdiendo.

El primer edil, junto a Don Felipe y Doña Letizia, durante su visita a Molins en octubre pasado. /M. Rabasco

P. El Ayuntamiento tenía previsto celebrar un homenaje a personas y entidades que se dejaron la piel por atender y ayudar a los damnificados, si bien la crisis sanitaria ha obligado a su cancelación. Por ello, le ofrecemos este medio por si quiere agradecer de forma pública a estas personas su impagable labor.

R. Os agradezco este espacio porque como Alcalde de Orihuela estaré eternamente agradecido a todos los miembros de las fuerzas armadas y cuerpos de seguridad (UME, MOE, Guardia Civil, Policía Nacional y Autonómica, Policía Local), servicios de emergencias (Personal del S. de Emergencias de la G. Valenciana, Bomberos del Consorcio Provincial, de la ciudad de Alicante, de Elche, Bomberos Forestales, Protección Civil), entidades de voluntariado (Cruz Roja, Cáritas y otras), Servicios Sociales, Servicios Sanitarios, a los colegios y al Seminario por los albergues, y a tantos voluntarios anónimos, a empresas que llevaron comida, ropa, colchones… asociaciones y entidades, a Hidraqua, al Meteorólogo de Orihuela, Medios de Comunicación, otros profesionales, y a todos los que de forma anónima dieron un paso solidario adelante ante la necesidad y la urgencia vivida. Quiero manifestar, de una manera especial, mi reconocimiento a los miembros de nuestra Policía Local y al personal de Emergencias y voluntarios de Protección Civil, de nuestras brigadas municipales, a los técnicos de las diferentes concejalías y a todos los concejales de la corporación por su actitud y su labor en esos días. También mi reconocimiento y agradecimiento a los responsables de las diferentes administraciones que, en todo momento, nos acompañaron y, de manera ejemplar, se centraron en aportar la ayuda necesaria para que el daño no fuera a más. Gracias a Carlos Mazón, a Ximo Puig, al Presidente del Gobierno y, de manera destacada, a SSMM los Reyes de España, Don Felipe y Doña Letizia.

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous post

Sanidad detecta cuatro nuevos brotes en Benijófar, Pilar de la Horadada y Orihuela

Next post

El polígono industrial, zona cero de la catástrofe, se repone sin ayudas públicas

activaor

activaor