Rojales

El Recorral se convierte en un parque botánico fluvial que recupera el ecosistema húmedo del Segura

El proyecto de las Lagunas del Parque ‘El Recorral’ ha solucionado el problema de vertido de las aguas de las depuradoras del sur del término municipal de Rojales, consiguiendo un nuevo punto de vertido autorizado por la Confederación Hidrográfica del Segura (CHS), pero además reutiliza dichos excedentes hídricos. Por una parte el agua regenerada se usa para regar el parque y  potenciar la vegetación existente o de nueva plantación. También, y gracias a las cinco lagunas con una capacidad de almacenamiento superior  a  los 5.000 metros cúbicos (m3), el agua sirve para el llenado y circulación mediante cascadas intercomunicadas para conformar un ecosistema fluvial de características únicas ya que además de crear un entorno natural  y paisajístico su importancia radica en la calidad, variedad y el carácter autóctono de sus especies vegetales, según explica el biólogo de Hidraqua, Pedro Moya, responsable de la conservación del enclave natural.

Únicamente el ecosistema húmedo formado por las lagunas cuenta con  unas 72 especies de ribera y acuáticas (arbolado, arbustos y hierbas), algunas de ellas desaparecidas o muy raras de ver en sus ecosistemas  naturales. “Hemos conseguido disponer de una reserva natural botánica, conseguir un entorno natural húmedo  similar a las riberas  del río Segura y a  las acequias y azarbes de la huerta antes de que fueran transformadas por tuberías y hormigón”, apunta el biólogo.

Como ejemplo, señala que una especie acuática llamada Platanaria solo existe en estos momentos en El Recorral y en la zona alta  del río Vinalopó. “Esta concentración de plantas autóctonas es únicamente observable aquí. Hemos creado un parque botánico y educativo de primer orden que vamos a seguir desarrollando con la introducción de nuevas especies”, asegura Pedro Moya, quien destaca que han sido  plantadas unas pocas especies no autóctonas de carácter ornamental pero no invasivas.

En cuanto al proyecto denominado reutilización y autorización de vertido de aguas depuradas en la cuenca sur del término municipal, el alcalde rojaleño, Antonio Pérez, explica que está dividido en cuatro actuaciones principales. En lo que se refiere a la depuración de aguas residuales destaca el tratamiento terciario del recurso, la construcción de un depósito anticontaminación con una capacidad de 1.200 m3 que evita el vertido de aguas en episodios de lluvias, depósito de almacenamiento de aguas regeneradas  (1.400 m3) y un bombeo que eleva todos los caudales hasta las lagunas del Recorral. Ya en el parque, añade el primer edil, además de las lagunas artificiales se localiza  el lugar  intervención paisajistica (flora, senderos, mobiliario y equipamiento de usos recreativos,  red de riego a goteo etc).

Antonio Pérez destaca además otras actuaciones ejecutadas, como la red de saneamiento para llevar a la depurardora de ‘Lo Pepin’, las aguas residuales de las urbanizaciones Doña Pepa y Pueblo Bravo, y la implantación de un sistema de telecontrol para todas las instalaciones de depuración de la cuenca sur del término municipal.

Resumiendo, el primer edil explica que las aguas residuales que se ocasionaban en la zona sur,  que afectaban en ocasiones al parque natural de la laguna de la Mata, que no se depuraban correctamente  y que carecerían de punto de vertido, ahora llegan hasta ‘El Recorral’.

REPOBLACIÓN

Reseñar que en el plan de actuación han sido plantados unos 15.000 ejemplares plantas, entre arbustos, gramíneas y árboles, con la consiguiente mejora medioambiental y de biodiversidad,  favoreciendo con ello la presencia de fauna. Entre estas especies figuran: Fresno,  Arce, Olomo, Almez, Alamo blanco, Sauce, Tarai, Adelfa, Sauco negro, Durillo, Acanto, Lastón, Stipa, Cononeaster, Majuelo, Salvia, Vinca, Brezo, Clavelinas, Lirio, Aberlia, Salado, Lirio, Junco fino, Espadaña, diversas especies de aneas, Pota, Genciana, Nenufrar o Junco entre otras.

En las zonas un poco más alejadas de las lagunas y próximas a los caminos y sendas se han realizado plantaciones más forestales para aumentar la protección y conservación del suelo, evitando procesos erosivos (pinos de varias especies, lavandas, romeros rasteros, lentiscos, siempreviva, albardín, coscoja, jaras, esparto, tomillos, etc).

Otro objetivo conseguido, señala la concejala de Cultura, y Patrimonio Histórico y Natural, Inmaculada Chazarra, es fomentar el uso recreativo, educativo, deportivo y social del parque, promoviendo con la iniciativa medioambiental ejecutada una mayor y mejor utilización del uso público de estos montes.

 

 

 

 

 

 

 

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous post

El embajador de España para el Mediterráneo inaugurará en Orihuela el Seminario Internacional de Diplomacia

Next post

El Ayuntamiento ofrece a los mercaderes ubicarse en la zona del parking de la redonda

activaor

activaor