Orihuela

El Plan Director del Palmeral trazará el camino para recuperar el ‘pulmón’ verde de la ciudad

El Palmeral de Orihuela, también conocido como Palmeral de San Antón, es el segundo palmeral más grande de Europa, solo superado por el de Elche. Ha sido declarado Lugar de Interés Comunitario por la Unión Europea, dentro de la red Natura 2000 y ostenta la declaración de Bien de Interés Cultural (BIC) del patrimonio histórico español.

Gran parte del palmeral es de propiedad municipal, sin embargo algunos bosques siguen siendo de propiedad privada. Es por ello que desde el Ayuntamiento se anunció la intención de adquirir esas parcelas pata tener la titularidad de todo el gran ‘pulmón’ de Orihuela.

Nadie duda del valor medioambiental e histórico de este entorno único que aglutina una zona de sierra y la huerta tradicional., lo que le otorga carácter único en el mundo. Lo que ha sido y sigue siendo motivo de discusión y crítica es la gestión del palmeral oriolano. A punto de cumplir sus primeros seis meses como concejal de Medio Ambiente, Dámaso Aparicio no duda en admitir que «es necesario trabajar mucho más por su conservación y por su recuperación».

Las labores de mantenimiento en esta zona natural se han realizado de forma continua desde hace años, pero parecen insuficientes para muchos ciudadanos y especialmente para la asociación ‘Palmeral Vivo Orihuela’, cuyos responsables han manifestado públicamente que el Palmeral de San Antón, «agoniza y muere lentamente».

Dámaso Aparicio asegura que los datos «avalan la mejoría de nuestro palmeral» y anuncia que antes de que finalice este 2019 «esperamos disponer del Plan Director que determinará el número de ejemplares y el estado en que se encuentran las palmeras de toda la zona BIC». Esta importante información actualizará unos datos que, después de más de diez años, son ineficaces.

La apuesta de la Concejalía de Medio Ambiente para 2020 pasa por contar con la propuesta de ese documento «con el que poder iniciar cuanto antes la licitación del mejor servicio para su conservación, porque no vamos a escatimar en esfuerzos para poner en valor un palmeral al que Orihuela no le ha dado la importancia que merece».

Impulso de 830.000 euros
El Ayuntamiento de Orihuela licitará, al inicio de 2020, una actuación para la puesta en valor y conservación del palmeral subvencionada por los fondos europeos FEDER, que alcanzará los 830.000 euros contando con una aportación municipal de 332.000 euros que, según Aparicio, «ya está consignada».

Se trata de la restauración de la antigua Casa Verdú para albergar el llamado Centro de Interpretación de la Naturaleza, además de la adecuación de caminos, mejoras en acequias y escorratas, arreglo del muro que limita con San Antón, un carril bici y señalética. Si el Ayuntamiento quiere cobrar la ayuda europea, esta obra deberá estar finalizada antes del 4 de mayo de 2020.

Por otro lado, el edil anuncia que para los próximos días está previsto que el Ayuntamiento inicie los trabajos de poda y tratamiento fitosanitario en unas 500 palmeras, especialmente aquellas que se encuentran en las inmediaciones de centros educativos para evitar situaciones que puedan suponer un peligro.

Picudo Cero
Otra de las actuaciones que destaca el concejal de Medio Ambiente y con cargo a los fondos EDUSI es el programa ‘Picudo Cero’, que contempla un amplio tratamiento para luchar contra este dañino coleóptero y mejora general de la palmera.

El último informe de la empresa TRAGSA revela que en la zona del palmeral de propiedad municipal, durante 2016 se detectaron 24 palmeras infectadas, en 2017 fueron 9, en 2018, 4 ejemplares y en 2019, solo 2.

Desde 2016, en las parcelas de propiedad municipal se han perdido 32 palmeras por picudo, 8 por fractura debido al viento, y 20 ejemplares talados por defectos estructurales.

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous post

Quirónsalud Alicante participa en la segunda Carrera Solidaria contra el cáncer de páncreas

Next post

Operación ‘Salvar a Esperanza’

activaor

activaor