Orihuela

Concluye el sellado definitivo del vertedero de La Murada-Abanilla

Las obras se iniciaron en el año 2015 y han supuesto un costo cercano a los 9 millones de euros, de los que 6.517.048 euros corresponden a la Región de Murcia y el resto a la Comunidad Valenciana

Con las obras de sellado del Vaso 0 del vertedero de residuos sólidos urbanos de La Murada-Abanilla se ha procedido a la clausura definitiva de esta instalación, ubicada entre los términos municipales de Abanilla y La Murada. Las obras se iniciaron en el año 2015 y han supuesto un costo cercano a los 9 millones de euros, de los que 6.517.048 euros corresponden a la Región de Murcia y el resto a la Comunidad Valenciana.

El alcalde de Orihuela, Emilio Bascuñana, acompañado de los concejales del Equipo de Gobierno, Víctor Valverde, Sabina Goretti Galindo y Dámaso Aparicio, se ha trasladado junto al consejero murciano de Agua, Agricultura, Ganadería, Pesca y Medio Ambiente, Antonio Luengo, y el alcalde de Abanilla, José Antonio Blasco, al vertedero para comprobar el estado en el que se encuentra.

Bascuñana ha señalado: “Este sellado definitivo del vertedero es un momento de satisfacción, e incluso de felicidad, ya que se ha conseguido un logro en el que han participado las dos administraciones autonómicas y en el que se ha hecho un trabajo imprescindible. Esta misma mañana, según me han comunicado, se ha dotado también una partida para la actuación que hay que ejecutar en el vaso 1 que se vio dañado por la DANA”.

El alcalde de Orihuela considera que las administraciones están para ayudar cuando se ha cometido una desgracia e intentar solucionarla. “Se ha intentado y se ha conseguido. Todo el esfuerzo que se ha hecho merece el máximo reconocimiento de los representantes de los vecinos de La Murada, de Orihuela y también de Abanilla. Ahora lo que toca es el mantenimiento de los lixiviados que pueda haber durante 30 años. También vamos a demandar al Gobierno Central que nos ayude con este mantenimiento, que es carísimo y que afecta a dos comunidades autónomas. Tanto Abanilla como Orihuela somos víctimas de una desgracia que compartimos”.

El director de la obra, Francisco Lucas, ha explicado las actuaciones que se han llevado a cabo en los últimos meses en el vertedero, que ocupa una superficie de 378.930 m², de los que 98.983 m² corresponden al término municipal de Orihuela.

El sellado del vaso 0, con el que concluyen las obras y que comparten ambas comunidades autónomas tiene una superficie aproximada de 23.300 m². En él se ha extendido una capa de material arcilloso de 40 cm de espesor, y otra capa de cobertura de tierra vegetal de 1 m. La superficie se ha enriquecido con compost y siembra de semillas de especies autóctonas. También se han ejecutado las correspondientes cunetas y bajante de pluviales.

Una vez concluidos estos trabajos, se llevará a cabo la vigilancia y mantenimiento del vertedero clausurado, así como la gestión de los lixiviados durante los próximos 30 años. “Se trata de un claro ejemplo de colaboración entre administraciones, ha sido un trabajo laborioso que ha conllevado muchos años de ejecución y muy complejo. No obstante, se ha conseguido y por eso hoy podemos hablar de la clausura del vertedero, pero no ha terminado el trabajo ya que tenemos que garantizar que no haya ningún tipo de riesgo en los próximos años. Esto se ha cuantificado en 6,3 millones de euros, el importe que será necesario sufragar por ambas comunidades autónomas tanto la Región de Murcia como por la Comunidad de Valencia y ahora necesitamos que el Gobierno de España nos ayude el mantenimiento de este vertedero”,ha resaltado Antonio Luengo.

Además del sellado definitivo, se ha actuado sobre zonas puntuales donde se han producido cizallamientos como consecuencia de los asientos propios de la masa de residuos afectadas por la DANA de septiembre de 2019 y por las cuantiosas lluvias caídas en la zona a lo largo de 2020.

Vertedero de la Murada-Abanilla.

De forma complementaria, se ha ampliado el cubeto de seguridad junto al pozo ‘Cubas’; reparado, sustituido y ampliado las bombas en distintos pozos y su red de drenaje; ejecutado una arqueta decantadora/desengrasadora de los lixiviados antes de su almacenamiento en la balsa 2, que recoge todos los generados en el vertedero; y el arreglo perimetral de la citada balsa mediante el acondicionamiento de los caminos de coronación y sus cunetas, muro perimetral de 60 cm de altura media y vallado del mismo. Actualmente, además de los distintos drenajes de lixiviados por gravedad, están operativos nueve pozos de bombeo de funcionamiento automático mediante sondas de nivel (uno de extracción del Vaso 3 y ocho pozos en el Vaso 1-2, con bombas de 2,5, 3,5 y 5 CV).

Tanto la Generalitat Valenciana como el Gobierno de la Región de Murcia están personados en varios procesos judiciales en contra de la mercantil infractora dueña del vertedero.

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous post

Rafal contrata a 12 peones agrícolas para limpieza y mantenimiento de zonas verdes y viales

Next post

Orihuela aprueba más de 300.000 euros de ayudas para pymes y autónomos afectados por la pandemia

activaor

activaor