Orihuela

Cámara Orihuela destaca «los beneficios» del Trasvase contra la desertificación y el cambio climático

La institución cameral justifica, junto a las cámaras de Alicante, Almería, Cartagena, Lorca y Murcia, una infraestructura “que es necesaria”

Mario Martínez presenta la aportación oriolana junto a su autor, el doctor Ingeniero Agrónomo y vocal asesor de Cámara Orihuela, David Bernardo López Lluch

‘El trasvase Tajo-Segura. Una infraestructura necesaria’ es el informe elaborado por las Cámaras de Comercio de Alicante, Almería, Cartagena, Lorca, Murcia y Orihuela en defensa del mantenimiento de los caudales de este acueducto tal y como lo hemos conocido hasta este momento. El presidente de Cámara Orihuela, Mario Martínez, ha dado a conocer hoy la aportación de la institución cameral al documento que se puede consultar ya en la web de Cámara Orihuela. Lo ha hecho acompañado por David Bernardo López, doctor Ingeniero Agrónomo y vocal asesor de Cámara Orihuela, autor del texto aportado por la institución oriolana a este informe titulado ‘La sostenibilidad del regadío y su implicación medioambiental como elemento clave de la lucha contra el cambio climático. El caso del Trasvase Tajo-Segura”. Este documento aporta distintas claves que justifican el sostenimiento del trasvase, entre ellos, y al margen de las grandes cifras macroeconómicas que también se aportan al documento, los beneficios que tiene el regadío del trasvase en la lucha contra la desertificación de nuestro territorio y el cambio climático.

Sumideros de CO2

De esta manera, se habla, por ejemplo, del efecto de sumidero de CO2 que ejercen los cultivos, ya que son capaces de absorber más dióxido de carbono (a través de la fotosíntesis) del que emiten las máquinas que trabajan para sacarlos adelante. El presidente de Cámara Orihuela, Mario Martínez, ha asegurado que el estudio elaborado por todas las cámaras levantinas es “riguroso y se ajusta a la realidad”, y ha añadido que “se trata de defender dos sectores que para nuestra tierra son estratégicos: la agroalimentación y el turismo”.

El responsable cameral oriolano ha comenzado por las conclusiones del informe elaborado por López Lluch, centrado en el sector agroalimentario, “que indica que nuestro futuro pasa por centrarse en modernizar los sistemas de riego, algo en lo que nuestras tres provincias son punteras, así como en la rehabilitación y consolidación de los regadíos actuales a través de la implantación de prácticas más sostenibles que optimicen el uso de agua”. El autor del documento, por su parte, ha afirmado que el sector primario es clave en la lucha contra la desertificación y ha puesto el foco en el hecho de que no se reconozca su multifuncionalidad. “Nadie discute la necesaria producción de bienes como alimento o materias primas, pero hay que tener en cuenta que el sector agrario también produce bienes públicos como la viabilidad de las zonas rurales, protege los valores y bienes culturales y patrimoniales del medio rural y genera beneficios ambientales”, ha afirmado el también profesor de la UMH. Así, ha defendido la agricultura de regadío “como una actividad que capta más CO2 que el que emite, y, por tanto, se puede considerar sostenible desde esta perspectiva”. 

A modo de ejemplo ha citado un estudio realizado por la Consejería de Agricultura de Murcia en el año 2010 en el que se establece que una hectárea de cítricos en producción puede fijar al año entre 13 y 30 toneladas de CO2, una cifra que sigue siendo positiva, entre 9 y 25 toneladas de CO2 al restarle las emisiones derivadas de las prácticas agrícolas. En el lado negativo de la balanza ha colocado precisamente la necesidad de replantearse las técnicas e insumos para alcanzar esa sostenibilidad.

El informe representa, así mismo, una herramienta “fundamental para el control de la escorrentía superficial en episodios de lluvias torrenciales” ha afirmado el profesor. Esto es porque mientras las superficies se mantienen cultivadas reducen la erosión superficial del suelo y posibilitan la conservación de la biodiversidad que, de no ser por la alternancia de cultivos, desaparecería.

Respecto a la importancia económica del trasvase, el informe refleja que Alicante, Murcia y Almería producen más del 35% de las exportaciones de productos hortofrutícolas en España y el porcentaje se acerca el 60% si hablamos del saldo de la balanza comercial de este sector. Además, las actividades agrícolas en la zona del Trasvase sostienen más de 100.000 empleos y aportan al PIB 2.364 millones de euros. “Estos son solo algunos datos”, ha afirmado Martínez, “quien ha animado a todas las personas interesadas a leer el informe completo, porque se darán cuenta de la importancia que para nuestro territorio tiene el Trasvase Tajo-Segura, una importancia que vamos a defender en cualquier foro”.

El documento ha sido enviado por parte de las cámaras que lo han elaborado a todos los agentes sociales y económicos de su ámbito territorial así como a las administraciones competentes en la gestión de los recursos hídricos. Mario Martínez ha precisado que también se ha enviado a las administraciones, Ministerio para la Transición Ecológica, Generalitat Valenciana o Diputación Provincial, “y también se elevará Bruselas donde estamos seguros de que se analizará la situación de manera aséptica, sin colores políticos y sin luchas territoriales”.

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous post

Benejúzar acoge un encuentro juvenil europeo sobre agricultura ecológica y emprendimiento

Next post

Rojales celebra unas fiestas patronales con restricciones pero manteniendo vivo el espiritu festero

activaor

activaor