Vega Baja

Calor extremo, calor de récord

Temperatura máxima de 46,2ºC en la pedanía oriolana de San Bartolomé

Por Pedro José Gómez Cascales – MeteOrihuela
Geógrafo y Meteorólogo

Un ambiente tórrido sin precedentes. Se ha batido con creces la simulación de temperatura máxima que estimaban los modelos meteorológicos para hoy. Una masa de aire muy cálido en niveles medios, sumado a los vientos de componente oeste o poniente (flujo cálido y seco, totalmente recalentado en nuestra zona) han originado unas horas insufribles, de intenso calor. 

Desde 1927, año en el que se comenzaron a tomar datos meteorológicos oficiales en nuestra comarca, hasta la actualidad, el récord de temperatura máxima histórica en la Vega Baja del Segura era de 45,7ºC en la ciudad de Orihuela, anotados el 4 de julio de 1994. La noticia es que hoy, 25 de julio de 2022, se ha batido ese registro.

En el último lunes del actual mes de julio, en la red de observatorios oficiales instalados en la Vega Baja del Segura por MeteOrihuela y Suremet, se han registrado temperaturas máximas de hasta 46,2ºC en San Bartolomé; 45,9ºC en el centro de la ciudad de Orihuela, 45,2ºC en Benejúzar y Redován; 45,1ºC en Rafal; 44,7ºC en Callosa de Segura; 44,4ºC en Bigastro; 44,1ºC en Cox; 43,6ºC en Albatera; 43,3ºC en Jacarilla; 43,3ºC en Algorfa y Dolores; 43,1ºC en San Miguel de Salinas; 43,0ºC en Almoradí; y 42,0ºC en San Fulgencio. En puntos puramente costeros, las temperaturas también han sido muy altas, aproximándose a los 40ºC, como por ejemplo los 38,7ºC en Pilar de la Horadada; 37,7ºC en Guardamar del Segura; 37,5ºC en La Zenia (Orihuela Costa) y 37,1ºC en Torrevieja. No obstante, en zonas de interior la humedad ha sido bajísima, estando puntualmente por debajo del 10%, mientras que en el litoral el porcentaje higrométrico ha estado en valores medios, incrementando así la sensación de bochorno.

Afortunadamente, este calor extremo tiene las horas contadas. Mañana martes, con el giro radical del flujo de vientos, a componente este o levante (flujo relativamente fresco y húmedo), las temperaturas máximas bajarán de forma notable. De los 45-46ºC de hoy, a 35ºC como mucho, descenso del orden de 10ºC en menos de 24 horas. Esta tendencia de un escenario diurno más llevadero se extenderá durante el resto de la semana, incluso aumentará la nubosidad de tipo bajo.

Respecto a las noches tropicales (temperaturas mínimas superiores a 20ºC) y/o ecuatoriales – tórridas (temperaturas mínimas superiores a 25ºC), continuaremos viviéndolas, haciendo difícil conciliar el sueño. Actualmente, con una temperatura del agua superficial del Mar Mediterráneo a 28-29ºC, el efecto “refrescante” de las brisas marinas se ve claramente afectado, siendo más cálido, por lo que a los termómetros les cuesta más bajar en horas nocturnas.

En definitiva, la perdida de confort climático es clarísima, especialmente en verano y por las noches. Asimismo, hay una tendencia a un alargamiento de la época estival, prolongándose hacia la primavera y el otoño, estableciéndose así unos teóricos cinco meses de verano: mayo, junio, julio, agosto y septiembre. La premisa es clara, necesitamos estrategias de adaptación para limitar los efectos del Cambio Climático.

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous post

Urbanismo licita la redacción del proyecto para reurbanizar la Plaza de la Salud

Next post

El PP denuncia la ausencia de la red para capturar plásticos en el cauce del Segura

activaor

activaor