Guardamar del Segura

Ayuntamiento y Pescadores piden que se autorice urgentemente la pesca selectiva del cangrejo azul en la desembocadura del Segura

El Ayuntamiento de Guardamar y la Cofradía de Pescadores de Guardamar han solicitado a la Confederación Hidrográfica del Segura (CHS) autorización urgente para poder capturar en el tramo final del río Segura, junto a la desembocadura, ejemplares  de cangrejo azul utilizando nasas selectivas. “Se trata de instalar este tipo de jaulas dirigidas exclusivamente a esta especie invasora  que rompe las redes de los pescadores  y afecta a  otras especies autóctonas de gran importancia comercial  como  los langostinos y las sepias”, como advierte el concejal de Agricultura y Pesca, Jesús Tenza.

Por ello, el concejal reclamó a la CHS que autorice en el plazo más breve posible la colocación de nasas para evitar males mayores y de cara al verano cuando más se dejan ver por el aumento de la temperatura de las aguas del mar”. Jesús Tenza dio a conocer que se está manteniendo contactos con el sector de hostelería de Guardamar para que incluyan en sus platos el cangrejo azul, considerado como el segundo marisco más consumido del mundo al tener una carne sabrosa y gran aceptación en el mercado.

“Esta especie ya nos ha invadido. Se trata ahora de controlar sus poblaciones y comercializar los ejemplares capturados por nuestra flota  de trasmallo artesanal para que, al menos no sean todos inconvenientes y perdidas económicas”, apostilló Jesús Tenza.

La actuación que se pretende poner en marcha en Guardamar está avalada  por un informe científico elaborado por la Universidad  de Alicante (UA)  a través del equipo del Centro de Investigación Marina de Santa Pola (Cimar). Una vez instaladas las trampas se prevé realizar un seguimiento  científico. Para ello los investigadores embarcaran con los pescadores a fin de recabar datos biológicos sobre la especie (tallas, sex-ratio, estado de reproducción o alimentación) y datos auto ecológicos (periodos, profundidades, hábitat, interacción  con otras especies. También datos de índole pesquera como localización de calado de las nasas, tipos de cebos empleados y tiempo de calado en la mar con el objetivo de conocer su eficacia y su  selectividad, además de conocer las zonas con mayor abundancia o densidad de la especie.

Reseñar por otro lado que el cangrejo azul americano fue detectado por primera vez en la costa de Guardamar en el año 2014. Desde entonces según el informe de a UA las consecuencias de esta especie invasora sobre especies autóctonas de elevada importancia comercial es grave. Al respecto, se indica que se han observado en los contenidos estomacales de estos cangrejos restos de larvas de langostinos y de sepias. Por lo tanto, se añade,  la pesca dirigida  a esta especie  mediante nasas  selectivas  pretende tener un doble beneficio sobre el recurso y los ingresos de los pescadores.

El informe apunta que con las medidas previstas se controla de forma selectiva la población de la especie invasora, conteniendo su expansión y ayudando de esta forma  a las especies autóctonas frente a su ataque.  Además, se puede complementar  los ingresos de los pescadores procedentes de la captura  selectiva de esta especie.

El plan recoge que las nasas de armazón metálico se colocarán individualmente y trabajaran posadas sobre el fondo marino, actuando a modo de trampa empleando cebos en su interior que atraerán a los cangrejos en cuestión, permitiendo su entrada y dificultando su salida.

 

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous post

Orihuela guarda un minuto de silencio en recuerdo de la víctima de violencia de género en Rojales

Next post

Trece nuevos trabajadores se incorporan a las tareas de limpieza viaria y recogida de residuos

activaor

activaor