Sociedad

Una barbería neoyorquina de los años 20 que destaca en la Virgen del Camino

En la reciente edición de la Gala de la Juventud, donde se premió a los jóvenes talentos de nuestra zona, el galardón al Joven Emprendedor del Año fue para Alberto Lillo Simón, peluquero y barbero de Virgen del Camino, en la pedanía de La Murada. Fue premiado por lo novedoso de su propuesta en los conocidos métodos de peinar o afeitar, en un sector que se caracteriza por ir siempre por delante. Este joven muradeño logra trasladar al cliente a los ambientes neoyorquinos de los años 20, creando un ambiente en su lugar de trabajo tan confortable como magnético.
Pregunta. ¿Que ha supuesto el premio de ‘Joven Emprendedor’?
R. Una gran alegría que hayan pensado en mí para este galardón. Supone un reconocimiento al esfuerzo que conlleva emprender un negocio y me anima a seguir trabajando e innovando para dar un mejor servicio a mis clientes.
P. Dicen que premian tu concepto de trasladar a los clientes de una barbería normal hasta los años 20. ¿Cómo se logra eso?
R. Hemos creado una barbería antigua en aspecto, pero moderna en cuanto a técnicas. El ambiente acompaña a la relajación. Puedes disfrutar de una cerveza mientras esperas, y la decoración retro te traslada hasta las barberías del Nueva York de los años 20.
P. Esto que para unos puede resultar extraño, ¿ha sido bien aceptado por el público de todas las edades? Por ejemplo los más jóvenes, que quieren peinados cada vez más atrevidos.
R. Como en cualquier negocio lo importante es que siempre hay que seguir formándose porque las tendencias van cambiando. Desde el ritual de la barba a los cortes de pelo ofrecemos a nuestros clientes todas las tendencias de la moda actual, desde los degradados hasta la tendencia actual de corte con dibujos en el cabello. Es un movimiento estético que no para de crecer y de generar un altísimo interés.
P. ¿Dónde has aprendido lo que sabes y realizas en tu barbería?
R. He aprendido de muchos profesionales del mundo de la barbería, pero sobre todo de Lord Jack Knife, uno de los grandes barberos a nivel mundial con el cual me une una gran amistad. Y luego, como te he comentado anteriormente, todos los meses participo en cursos, seminarios y congresos para aprender e intercambiar conocimientos con compañeros de la profesión.
P. ¿Desde cuándo te dedicas a esto? ¿Tuviste siempre claro que esta sería tu profesión?
R. Comencé en el año 2014 en un rincón de la peluquería de mi mujer. Debido al cierre de la empresa en la que estaba trabajado me planteé iniciar este proyecto que siempre me había llamado la atención. Mira por donde una situación de crisis me llevo a iniciar esta aventura laboral que tantas alegrías me está reportando, entre ellas, el premio que me ha otorgado la Concejalía de Juventud.
P. ¿Has participado con alguna creación tuya concursos o eventos a nivel nacional?
R. Tengo varias publicaciones de mis colecciones en revistas especializadas del sector, como ‘Soy barbudo’. He participado en desfiles de moda y colaboro con una asociación de Barberos Solidarios. Todo esto gracias a que tengo unos amigos/clientes que me ayudan para todas estas actividades y que sin ellos sería imposible participar en los eventos.
P. ¿Te afecta de alguna manera vivir en Virgen del Camino, lugar algo apartado de las grandes ciudades? ¿Tienes pensado trasladarte a alguna de ellas?
R. Al contrario, me siento orgulloso de que, gracias a mi trabajo, se esté conociendo más el bonito lugar donde vivo y ejerzo mi profesión: la partida de Virgen del Camino. Las redes sociales y el boca a boca hacen que los clientes elijan donde cortarse el pelo o arreglarse la barba, por lo que la ubicación es lo de menos.
Y allí, en su lugar de trabajo, dejamos a este joven peluquero haciendo auténticas filigranas con los muchos clientes que pasan a diario por sus prodigiosas manos.

No hay comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Anterior

Sonríe con Garcident

Siguiente

El Ayuntamiento destinará 150.000 euros a reformar el Consultorio Médico de Hurchillo