Cultura

El presidente Donald Trump felicita al cineasta oriolano Pablo Riquelme

Aunque actualmente reside en Los Ángeles, el joven cineasta Pablo Riquelme Cuartero suele venir en verano unos días a su Orihuela querida. Acaba de ser felicitado a través de una carta personal por el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, por su trabajo y le anima a llevar la cultura de España hasta aquel país para difundirla. Pablo comenzó como actor a los 11 años, luego decidió ponerse detrás de la cámara y en 2010 dirigió ‘Armengola. La leyenda’, su primer largometraje. Tras unos años como crítico de cine logró el título de Comunicación Audiovisual en los Estudios de Cine ‘Ciudad de la Luz’, hasta que decide mudarse a Los Angeles (California) para estudiar dirección de cine en la UCLA.

Una vez introducido en el cine americano, Pablo ha dirigido en Hollywood los videos promocionales del cantante y modelo de la revista Vogue, Josh Beech, mientras su último corto ‘Dead Flowers’ se encuentra en distribución por festivales de cine donde ha ganado ocho galardones, entre ellos el de mejor película y mejor guión. Ahora vive en San Francisco, donde está considerado como Ciudadano Diplomático por la Comisión Fulbright (entidad dedicada a conceder becas para estudios de master o doctorados en EEUU en varias especialidades culturales). Ejerce como profesor de cine en la Universidad de Cine de dicha ciudad, al mismo tiempo que prepara el estreno mundial de su nuevo trabajo, ‘Heads Will Roll’, que ha rodado con actores americanos como Tonny Todd, estrella del cine de terror, o Lia Chapmam.

Pregunta. Tras un año sin venir, ¿cómo has vivido este periodo?
Respuesta. Ha sido un año con mayor volumen de trabajo, ya que he tenido que esforzarme mucho para que todos mis metas y proyectos se fueran haciendo realidad y al final se han hecho. Aunque no todo son alfombras rojas, luces de neón y fiestas en piscinas, creo que no me puedo quejar de nada.

P. De todos los proyectos que tenías cuando marchaste, ¿cuáles has realizado?
R. Lo primero fue terminar la post-producción de ‘Heads Will Roll’ y ahora solo queda esperar a su estreno mundial. Al margen de desarrollar mi trabajo diario como profesor también firmé con algunas agencias de representación en Hollywood, Londres y Madrid para una mayor difusión internacional y he conseguido un contrato con unos estudios de Hollywood para el rodaje del que será mi primer largometraje.

P. ¿Estás preparado para afrontar tu primer largometraje?
R. Rotundamente sí, aunque no te puedo adelantar nada más hasta que todo se vaya consolidando; pero si quiero hacer hincapié en que esto es un largo sueño que se hace realidad. Poder trabajar con grandes nombres del panorama cinematográfico mundial, nombres a los que he admirado y estudiado a lo largo de mi vida.

P. ¿Qué te espera en el regreso a tu vida americana?
R. Algo tan difícil como compaginar mi vida como profesor con las negociaciones y el ajetreo inherente de la vida en Hollywood. Tengo muchos e importantes proyectos sobre la mesa. Aunque es magnífico, uno no puede evitar sentirse algo agobiado de vez en cuando ya que mi vida transcurre entre aviones, teléfonos o escribiendo e-mail. Esa es la parte del trabajo que no se aprecia cuando vas al cine a ver una película. De todas formas yo disfruto mucho haciendo todo eso y me siento como un mago aunque suponga meses o años de trabajo para un resultado de dos horas.

P. Ahora que sabes cómo se trabaja allí y aquí, ¿qué diferencias encuentras en ambos lugares?
R. En USA el ritmo de vida es mucho más acelerado y uno necesita obligarse a tener tiempo para sí mismo. Las reuniones, los horarios, el estrés, la falta de tiempo, etc, Yo procuro ir al gimnasio, pasear e incluso meditar para acabar el día sin volverme loco. Creo que en España sabemos llevar mejor la balanza entre trabajo y descanso. Trabajar allí es hacerlo en plena industria del cine y eso es lo que marca la diferencia con respecto a nuestro país. En España, se ruedan muchas películas, pero en Hollywood se vive por y para el cine.

P. ¿Piensas quedarte allí o regresar para utilizar lo aprendido?
R. Por ahora me quedo en Hollywood, aunque sigo en permanente contacto con España y sobre todo con mi querida y añorada Orihuela. Tengo representación artística tanto en Londres como en España y si surgen proyectos interesantes en Europa los aceptaré. De hecho, estuve a punto de rodar una película en Italia este verano, pero las fechas no me lo permitieron. Ahora mismo mi sitio está en California, donde desarrollo mi actividad diaria.

R. ¿Cómo fue recibir una carta de felicitación de Donald Trump?
R. Yo mismo he sido el primer sorprendido, porque no ocurre todos los días que un ciudadano normal y además de otro país, reciba una carta personal del presidente americano. La que yo he recibido ha sido agradeciendo mi labor artística y diplomática en Estados Unido como miembro de la Comisión Fulbright. En dicha misiva nos envía su felicitación y mejores deseos para todos los que formamos dicha comisión. Ha sido una gran sorpresa recién llegado de mis vacaciones en Orihuela.

P. Para que podamos presumir de un oriolano universal, ¿con qué nombres famosos has colaborado o conocido? Te hemos visto en una fiesta con actores españoles que se abren paso en Hollywood.
R. Estuve en esa fiesta junto a los conocidos Miguel Ángel Silvestre y Alex González. Con actores de fama mundial como Ashton Kutcher, Val Kilmer, Tonny Todd, Lia Chapman, Bruce Campbell o Danny Elfman, y directores como Gus Van Sant.

Nos despedimos de Pablo deseándole toda la suerte del mundo en sus futuros proyectos. Sabemos que van a sorprender y gustar, y le emplazamos para comentar en Activa Orihuela sus nuevos éxitos.

Texto: Antonio Zaragoza
Foto: María Chumillas

 

No hay comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Anterior

Doce municipios participan en la III Feria Comarcal del Turismo de la Vega Baja

Siguiente

Esta es la más actual.