Orihuela

Orihuela se sitúa como el municipio mayor de 40.000 habitantes con menos paro de la provincia

Los datos demuestran que el 2017 ha sido un año de creación de empleo en Orihuela, donde ha continuado la tendencia de reducción de la tasa de desempleo en el municipio, situándose para finalizar el año en un 16,36% y 5.082 parados. Pero aunque la cifra sigue siendo importante, supone cerrar el año con 418 personas desempleadas menos que once meses antes, cuando el número de parados alcanzaba las 5.500 personas en enero.

Con las estadísticas en la mano, Orihuela redujo el número de parados mes a mes durante todo el pasado año, salvo en los meses de julio, agosto y noviembre, en los que se produjeron ligeros repuntes. De esta forma, el municipio se sitúa actualmente en una tasa de desempleo a niveles del año 2008, cuando era del 14,18%. La crisis hizo que, a partir de ese año, creciera el número de desempleados y alcanzase su pico máximo en el año 2012 con una tasa del 23,19% y 7.980 personas en búsqueda de empleo. Ha sido a partir de dicho año cuando se ha rebajado progresivamente hasta situarse en el actual 16,36%. Por sectores, el 62% de las personas desempleadas en el municipio pertenecían al de Servicios, con un total de 3.155 personas; seguido de Construcción con un 14%, Industria con 11%, Sin actividad con un 7% y Agricultura con un 6%.
Por edades, el mayor número de parados en Orihuela tiene más de 44 años, y le sigue la franja de edad comprendida entre los 25 y 44 años y, en tercer lugar, los menores de 25 años, que representan un 7% del total de desempleados.

Con estos datos, Orihuela se posicionó para comenzar 2017 como el municipio con más de 40.000 habitantes con menor tasa de paro de la provincia de Alicante, en base a una población censada de 76.097 habitantes.
Para el concejal de Empleo oriolano, Víctor Valverde, son datos que califica de «satisfactorios». Como responsable de este área municipal reconoce además que se trata de «un gran alivio para las personas que han salido del paro y sus familias». Valverde defiende así las políticas activas de empleo que viene desarrollando el actual equipo desde que llegó al gobierno local en 2015, «porque a la vista está que el resultado es favorable».

Formación, contratación y ayuda para la colocación
Las tres grandes líneas de actuación por parte de la Concejalía de Empleo de Orihuela para contribuir a la creación de empleo son la formación, la contratación y la ayuda en la búsqueda de un trabajo para los inscritos en el listado de la Agencia de Empleo y Desarrollo Local, según explica Víctor Valverde.

En el apartado de formación, la AEDL organizó durante el pasado año 18 cursos de distinto contenido, con un total de 334 horas impartidas y 490 asistentes. Por otro lado, el edil recuerda el programa de formación acordado con la Escuela de Organización Industrial (EOI) para impartir siete acciones formativas, de las que el pasado año se completaron tres y que continuarán durante el presente año. El edil de Empleo oriolano, considera que la formación es «fundamental» para la reinserción laboral, y asegura que, con los cursos impartidos en Orihuela, «han sido bastantes las personas que han conseguido un puesto de trabajo».

Por otro lado, 2017 fue el año de mayor contratación por parte del Ayuntamiento de Orihuela, con 289 puestos de trabajo por periodos de tiempo que abarcaban tres, seis y doce meses. Para conseguirlo, se han aprovechado subvenciones y recursos propios, según el edil. Entre esas actuaciones, Valverde destaca el Programa de Colaboración Social «exclusivo de este ayuntamiento» y dirigido a parados de larga duración, «algunos de los cuales habían estado hasta diez años en situación de desempleo». Según Valverde, «Orihuela es uno de los pocos municipios de la provincia que hace este tipo de contrataciones y es una especialidad que nunca se había realizado aquí».

Otra de las actuaciones que hizo posible contratar el pasado año a 109 personas fue el convenio con el Servicio Público de Empleo Estatal, especialmente dirigido a desempleados agrícolas. A ello hay que sumar los 36 contratos para el Taller de Empleo, los programas para jóvenes desempleados, con 58 contrataciones, y un programa dirigido a mayores de 30 años y parados de larga duración que permitió contratar por seis meses a 60 personas.

Dentro de esos tres pilares de actuación por parte del Ayuntamiento, la Agencia de Empleo y Desarrollo Local (AEDL) homologada por el SERVEF, recibió desde distintas empresas, un total de 87 ofertas de empleo y ofertó 405 puestos a empresas que buscaban trabajadores, entre las que se encontraba Carrefour, AKI y Dialprix, entre otras, a las que se remitieron 2.035 candidatos y candidatas.

El concejal oriolano de Empleo destaca los 400.000 euros que este Ayuntamiento destinó el pasado año a programas de empleo y formación y espera contar con una partida mayor en el presupuesto de 2018.

«Queremos superar el número de contrataciones directas»
Víctor Valverde reconoce que Orihuela sigue teniendo un número elevado de personas en paro, por lo que asegura que el equipo de gobierno mantiene su apuesta por la formación y la creación de empleo con las mismas iniciativas desarrolladas el pasado 2017.

A esas actuaciones se sumarán las prácticas no laborales, «que pocos ayuntamientos ponen en práctica», y que, gracias a un convenio firmado con la Generalitat, se podrá contratar a jóvenes recien titulados con escasa o nula experiencia laboral. Las primeras incorporaciones se podrían realizar antes del verano y, aunque no cobrarán más de 600 euros, el objetivo es que el joven titulado conozca el mundo laboral y pueda aportar a su currículum una experiencia en la administración pública.

Valverde anuncia que para este 2018, las acciones se centrarán principalmente en las franjas con mayor número de desempleados, que son los menores de 25 años y los mayores de 44 años. Igualmente, desde la concejalía se prepara un Plan de Empleo Municipal con fondos propios para contratar al mayor número de personas posible, «según la partida que se consiga en el presupuesto», durante un periodo de entre 6 y 8 meses.

Además de conseguir el mayor número de subvenciones posibles para contrataciones, otro de los objetivos para este año por parte de esta concejalía será acabar el Centro de Formación Municipal que se inició en 2017 en el antiguo ahogadero de la sede ubicado en el barrio de San Antón, «una importante apuesta de este equipo de gobierno por la formación laboral».

No hay comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Anterior

Porque pensamos en ti

Siguiente

El Orihuela Deportiva y la Fundación Miguel Hernández organizan el II Concurso de Poesía Futbolera