Cultura

«Orihuela está colmada de poetas y es una ciudad en donde se valora la poesía»

Considerada una de las plumas más ilustres de Orihuela, la escritora Ada Soriano edita su nuevo trabajo, que con el título ‘Dondequiera que vague el día’ vuelve a sorprender.

Pregunta. ¿De qué o de quién hablan sus nuevos poemas? Dicen que este nuevo poemario es un tanto autobiográfico.
Respuesta. Estos poemas, escritos a lo largo de casi dos años, hablan de la vida, del paso del tiempo, de mis sentimientos presentes que se retroalimentan de secuencias que han quedado grabadas en mi memoria, mayormente a través de experiencias reales, pero también mediante sueños. Me observo a diario desde el ángulo en que se halla mi mecedora, sobre la que me balanceo, o me quedo quieta, y leo, y escribo, y reflexiono sobre lo que me ocurre y lo que acontece a mi alrededor. Y en ese espacio tan íntimo hay cabida para la alegría y la pena, para el amor y el desamor, para lo que tengo asumido y lo que me queda por asumir, siendo consciente de que debo persistir a pesar de los miedos que me asaltan. Hay en estos versos un camino luminoso, una puerta entreabierta por la que puedo deslizarme para unirme a la naturaleza y a las calles de mi ciudad. Mis poemas muestran un afán de superación por todo lo que me sucede dondequiera que vague el día, y la noche.
P. Por lo poco que he leído de su nuevo trabajo, denoto cierto optimismo, algo así como un canto a la belleza de las cosas, a la luz del día, en definitiva, un canto a la vida.
R. Sí, es cierto que hay un canto a la belleza, porque la poesía, por sí misma, está dotada de belleza que, en no pocas ocasiones, se nutre de sentimientos que pueden resultar desasosegadores, aunque no menos atractivos, como la soledad, el rechazo o la tristeza. Léase sino el poema ‘Fuga de muerte’ de Paul Celan o ‘Los expulsados de Nelly Sachs’, incluso en ‘Efecto invernadero’, poema de mi autoría, que aparece en una breve sección de mi libro bajo el título ‘Seis poemas delicados’.
P. ¿Cómo está actualmente el ambiente poético en Orihuela?
R. Como escribió el poeta francés Verlaine: “La poesía está ahí. No es necesario escribirla”. Y es verdad que la poesía tiene entidad propia. Jamás desaparecerá, ni aun cuando se destruya el mundo, porque ella camina sigilosamente por los lugares más insospechados. Incluso en el caos habita la poesía. El que de verdad es poeta, ¿qué puede hacer sino rendirse ante ella? Para mí, ser poeta es estar condicionada. Es un infortunio el hecho de serlo, y Orihuela, al igual que otras ciudades, está bien colmada de poetas, por lo que sí puedo afirmar que la poesía está muy valorada en nuestra ciudad. Y se lee. Claro que se lee, aunque no lo suficiente. Nadie está obligado a ello.
P. La poesía no es como la novela. Para crear un poemario completo hay que tener, además de inteligencia, otras cualidades como talento, sensibilidad, versatilidad, sosiego y, sobre todo, un don especial para la poesía. No sea modesta. ¿Tiene usted todo esto?
R. No creo que resulte fácil escribir una novela tan llena de lirismo y con tanto amor como ocurre en ‘Las lágrimas de San Lorenzo’, de Julio Llamazares, por ejemplo. Igualmente, puedo afirmar que es un placer introducirse en ‘La isla del tesoro, de Stevenson’, y en tantas escritas por el también célebre Julio Verne. Pero sí es cierto que, actualmente, hay mucha morralla en el género novelístico. Y no solo en éste. En poesía me he encontrado con obras de escasa intensidad. Con respecto a lo que me pregunta, puedo decir dos cosas: una, que un poemario lo doy por completado por mi propia decisión, o por agotamiento. Realmente, tiene continuidad, al igual que el poema lo tiene, y lo cerramos cuando nos convence y nos vence. Otra, que sí soy modesta, entendida como sinónimo de sencillez y no de insignificancia. Eso no supone que no tenga mis rarezas. Claro que las tengo. Pero eso sí, prefiero la modestia a la presunción. Otra cosa bien distinta es la ambición. Pienso que es necesaria, hasta cierto punto.
P. Que el libro lo edite una firma de tanto prestigio nacional como Ars Poética ¿supone que esta obra será conocida en todo el país?
R. El que Ars Poética haya tenido la consideración de publicar mi poemario es un motivo de alegría, por lo cual, estoy más que agradecida a su director, Ilia Galán, y a Ignacio Méndez-Trélles Diaz, editor de la misma. Y este agradecimiento lo hago extensivo a quienes han editado mis libros anteriores. Con respecto a si este libro será más o menos conocido, suscribo estas palabras de Sylvia Plath pertenecientes a un ensayo que publicó en 1962 y que lleva por título contexto: «No me preocupa que los poemas lleguen a relativamente poca gente. En realidad, lo sorprendente es lo lejos que van; entre desconocidos, incluso alrededor del mundo. Más lejos que las palabras de un maestro de escuela o que las recetas de un médico; si tienen suerte, más allá de una vida».
P. Para acabar, una pregunta curiosa. Al ser usted pareja de otro poeta, José Luis Zerón, ¿existe cierto pique entre ambos por ver quién escribe los mejores poemas? ¿Se intercambian algunos por aquello de que ‘éste va mejor a tu estilo’, o intentan no sacar al mismo tiempo sus trabajos para no competir en el mercado?
R. No, ni mucho menos. Compartimos una misma ideología. Hay complicidad y afinidad entre nosotros. Comprendo que, recientemente, José Luis ha publicado en esta misma editorial y que, por tanto, puede dar lugar a comentarios inadecuados, sin duda alguna, por desconocimiento. También es cierto que yo he publicado en dos editoriales en las que él no ha publicado y viceversa. ¿Intercambiar? La verdad es que nunca se nos ha pasado por la cabeza hacer de prestamistas. Me parece muy poco ético.

‘Dondequiera que vague el día’, nuevo trabajo de Ada Soriano será presentado este viernes, 23 de febrero, a las 19.30 horas, en Librería Códex de Orihuela. El acto contará con otro gran escritor de prestigio internacional como es José Luís Ferris.

Print

No hay comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Anterior

Cuando la Equidad y la Igualdad son sinónimos

Siguiente

'La Vega' es la primera mancomunidad en adherirse a la Estrategia Nacional de Salud