Cultura

Muñoz Grau presenta con ‘Amores Sotánicos’ “una historia de mujeres, abusos y amor”

El escritor oriolano José Antonio Muñoz Grau ha presentado su tercera novela, titulada ‘Amores sotánicos’, con la que continúa ligado a la historia reciente de Orihuela, ahora con la Iglesia como protagonista.

Pregunta. Sus anteriores novelas, ‘Un republicano en la Orihuela del Señor’ y ‘Pincelito’, están basadas en hechos reales. ¿‘Amores sotánicos’ es fruto de algo que sucedió?
Respuesta. En Orihuela hay temas que siempre se han oído en voz baja. Pero sobre el ‘Caso Beneficencia’, 1930-32, abusos ocurridos en el orfanato de Orihuela, hay mucha documentación: prensa, actas del Ayuntamiento, comisiones de investigación, juicio, etc. Y por el tratamiento político, incluso, por la respuesta social que tuvo, es un caso único en el siglo XX, impensable en el XIX y hasta la fecha.

P. Lo presenta como una historia de mujeres, abusos y amor.
R. La novela es una radiografía social de Orihuela, una historia de abusos, de abusadores, abusados y abusadas, en un ambiente de corrupción y ostentación. Pero, sobre todo, es una historia de mujeres de una fuerza extraordinaria. Y en el caso de la protagonista, es la historia de una mujer que, pese al dolor que le ha tocado vivir, decide sobrevivir día a día para… Bueno, hay que leerla. Pero, con esa misma fuerza, también es una historia de amor que emociona y trasciende.

P. No tiene que haber sido fácil el documentarse sobre este asunto.
R. Los documentos del ‘Caso Beneficencia’ son públicos. Fue fácil porque en el ambiente cultural en el que me muevo hay mucha generosidad. Y cuando decidí escribir la novela cada uno de esos amigos que aparecen en los agradecimientos me fue abriendo una puerta que guardaba historias increíbles.

P. Son historias recientes que implican directamente a la Iglesia Católica. ¿No teme que esta publicación puede molestar en Orihuela y no solo a la Iglesia?
R. Esta pasada semana el Papa le agradecía y animaba a los medios de comunicación a seguir destapando los casos de abuso a menores y, al mismo tiempo, criticaba a los religiosos que se alzan contra la prensa. Si un sacerdote abusa de un menor es un caso aislado. La Iglesia se implica cuando mira hacia otro lado, lo oculta, lo encubre, etc., es decir, cuando se convierte en su cómplice. Quien ha leído a Lucas o a Mateo sabe que Jesucristo lo tenía muy claro. Si mi novela molestase a la Iglesia, que no creo, es porque esa Iglesia, o esa persona que se dice cristiana, se habría apartado del Evangelio, es decir, ya no sería Iglesia ni cristiana.

P. ¿Todo lo que ha averiguado está en ‘Amores sotánicos’ o hay más historias para una segunda publicación sobre este tema?
R. Esta novela cierra la trilogía de memoria histórica que empecé con ‘El Republicano’, pero mi idea es que la quinta vuelva a tratar el tema de los abusos de algunos sacerdotes, pero no a menores.

P. Entre sus dos primeras novelas y esta tercera ha escrito dos cuentos infantiles. Piensa repetir esos paréntesis entre novela y novela.
R. Sí, claro., es mi oxígeno. Es algo que, después de ‘Pincelito’ y ‘Amores Sotánicos’, necesitaba. Es como mi sala de urgencias. Tengo dos más para publicar en los próximos meses y, actualmente, estoy escribiendo uno, en prosa poética, con el que me lo paso pipa.

P. ¿Continuará con la novela histórica y seleccionando asuntos que levanten opinión?
R. Cuando alguien pierde la memoria es porque está enfermo. Lo mismo le pasa a una sociedad. ‘Amores Sotánicos’ no va a dejar indiferente a nadie. La indiferencia es lo que hace que los problemas, como los abusos, los malos tratos, etc., se enquisten. Y las próximas dos novelas, la quinta muy documentada y la cuarta en proceso, tampoco dejarán indiferente a nadie. Es mi forma de entender la literatura.

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous post

Orihuela concede la jubilación parcial a ocho trabajadores del servicio de Residuos Sólidos Urbanos

Next post

La Guardia Civil detiene en Redován a una banda de ocho menores dedicada al robo en viviendas e instalaciones municipales

activaor

activaor