Cultura

Miguel Sánchez Lidón: «Quiero contar la realidad de la forma más atractiva»

El escritor oriolano Miguel Sánchez Lidón consiguió, con su primera novela, ‘El grial de Lucifer’, un éxito sin precedentes en nuestra zona y ahora lo vuelve a repetir con ‘…Y verás dragones’, otro relato de misterio que mezcla el pasado y presente de la historia de Orihuela con toques fantásticos y de suspense, algo que ha entusiasmado de nuevo a los lectores. Era obligado hablar con el actual ídolo de la literatura oriolana.

Pregunta. Nueva novela y nuevo éxito. ¿Cómo consigue hacer tan atractivos trabajos?
Respuesta. Quiero que la gente se lo pase bien leyendo mis trabajos y entienda lo que cuento. En esta novela hay tres historias entremezcladas sobre una base de hechos reales. La primera en torno al año 860, en la que una horda vikinga conquista Orihuela y permanece aquí durante seis meses. La segunda, al comienzo del siglo XVIII, cuando el paso de La Diablesa lleva poco tiempo procesionando por Orihuela, y la tercera en el año 2016, cuando la Semana Santa coincide con el equinoccio de primavera, al final unas historias necesitaran de otras para lograr su objetivo final.

P.: Sigue con la estela de misterio y fantasía. ¿Es el estilo donde mejor se desenvuelve?
R.: Creo que es donde más cómodo me encuentro ya que quiero contar la realidad o la historia de la forma más atractiva y al mismo tiempo pretendo no contar lo mismo que los demás y la mejor forma es basarme en hechos reales, investigo y busco en diferentes fuentes lo que quiero contar y cuando ya tengo la certeza de los datos comienzo a escribir y luego ya empiezo a construir todo para que la historia resulte creíble. Como anécdota te diré que en mi anterior novela todavía hay gente que no consigue encontrar el punto donde termina la realidad y empieza la ficción y en esta de ahora puede dar la impresión de que esa línea está más definida. Algunas de las cosas que cuento puede dar la impresión de ser imaginadas, pero aseguro que, según mis investigaciones, son reales.

P.: En la novela dice que en las piedras de Orihuela hay ocultos peligrosos secretos. ¿Eso es imaginario o real?
R.: Por supuesto que hay muchísimas cosas que no sabemos o no entendemos, escritas en las piedras de los monumentos oriolanos. Debemos pensar una cosa, en el Gótico sobre todo, pocas figuras son de adorno, todo está puesto con algún significado. ¿Qué necesidad había de esculpir un mono dentro de la Catedral de Orihuela? ¿Por qué hay tantos dragones grabados por parejas en el interior de la Catedral, en la Iglesia de las Santas Justa y Rufina y en la Iglesia de Santiago? ¿Qué hace un perro sujetando una antorcha en el claustro de Santo Domingo? Ninguno de ellos está ahí por adorno.

P.: En su relato aparece La Diablesa como una de las protagonistas del mismo. ¿Tuvo claro su elección o pensó en otras imágenes oriolanas?
R.: Claro que hay otras que podrían servir, por ejemplo la imagen original de Ntra. Sra. de Monserrate, María Madre de Dios del Orión y otras muchas que procesionan en nuestra Semana Santa y de las que hablo en ‘…Y verás dragones’, pero creo que La Diablesa merecía un papel protagonista, ya que siempre se habla mucho de ella pero en pocas se sabe explicar su significado alquímico, así como toda la simbiología que guarda y que voy explicando en mi novela. Debo recordar que es un conjunto escultórico casi único, porque guarda una estrecha relación con otras imágenes que van desde otra diablesa esculpida en una iglesia templaría de París hasta varias imágenes que desfilan en la geografía española. Al mismo tiempo aprovecho para contar algunos descubrimientos más en torno a otros secretos que esconde.

P.: ¿Qué connotaciones tiene el título ‘…Y verás dragones’ con un relato tan rico en acción y suspense?
R.: Porque es precisamente el título el nudo que une las tres historias, los dragones que hay en Orihuela y lo que ellos representan, son el bien y el mal, hay dragones buenos y malos pero hay que saber distinguirlos. Hay que descubrir en quien puedes confiar y de quien debes alejarte, y eso no suele ser fácil.

P.: Los protagonistas de sus novelas suelen tener un toque diabólico, primero fue Lucifer y ahora La Diablesa. ¿Tiene previsto cambiar de estilo en su próximo trabajo?
R.: Lo curioso es que Lucifer es un ser diabólico visto desde el prisma de la Iglesia, no desde el punto de vista del ser humano, ya que representa lo terrenal, precisamente lo humano. Y La Diablesa, tal como explico en mi novela, representa al ser perfecto, mitad hombre, mitad mujer, mitad monje, mitad demonio. Es el alquimista que ha logrado fabricar el elixir de la vida eterna gracias al conocimiento, a la ciencia.

P.: Sus obras, además de ser un boom literario en la provincia, son ideales para llevar a la gran pantalla. ¿No le ha tentado nadie? Incluso se le considera el Dam Brown oriolano.
R.: Curiosamente (lo de Dam Brown) me lo han dicho en varias ocasiones y me enorgullece que me comparen con un escritor de fama mundial. También me han dicho otras veces : ¿y la película de su libro para cuando?, pero todavía no he recibido ninguna oferta al respecto aunque, eso sí, mi puerta está abierta a cualquier proyecto.

Será un autentico placer seguir disfrutando, en libros, series o películas, del enorme talento creativo de Miguel Sánchez Lidón.

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous post

El Ayuntamiento de Bigastro presenta la VII Joaquinesca

Next post

Cambiemos llama "a las gentes y partidos progresistas de Orihuela" para un nuevo proceso de confluencia

activaor

activaor