Sociedad

Los expertos alertan de que dos de cada diez hipertensos incumplen su tratamiento en verano

Especialistas de los Hospitales Quirónsalud Valencia y Torrevieja advierten de que el incumplimiento de los tratamientos cardiovasculares aumenta un 20% durante el verano y puede provocar que el paciente sufra problemas cardiacos y cerebrovasculares, caso de la anginainfartoinsuficiencia cardiaca e ictus. Todo ello sin olvidar el incremento del riesgo de insuficiencia renal.

Según el doctor Rafael Florenciano, especialista de la Unidad de Cardiología integral de Hospital Quirónsalud Torrevieja, “todas las precauciones son pocas para disfrutar de unos días de descanso sin contratiempos; así, una mala alimentación con gran carga de grasas y sal, junto con otros factores, como el abuso del tabaco, el alcohol y la disminución de la, práctica deportiva de forma regular provocan un descontrol de la tensión arterial“.

En verano los valores de presión arterial son más bajos que en los meses de invierno, lo cual se debe a que, con el calor, se produce una vasodilatación para favorecer la pérdida de temperatura corporal, y como consecuencia se tiene una tensión arterial baja.

Si un hipertenso se expone demasiado al sol en verano y no se hidrata adecuadamente, puede sufrir una hipotensión muy grave que, en casos severos, provoca la pérdida del conocimiento y desmayo.  Dentro de las personas hipertensas, los adultos mayores son especialmente sensibles al calor porque el mecanismo de la sudoración normalmente está deteriorado y en ellos es muy probable que se presenten problemas cardiacos y renales, por lo que es más difícil deshacerse del exceso de calor en el cuerpo. Por este motivo, la doctora Catheline Lawers, especialista del servicio de cardiología de Quirónsalud Valencia, recomienda, antes de los meses de calor, acudir a su médico de confianza para ajustar el tratamiento antihipertensivo, así como como los diuréticos.

Como añade el doctor Florenciano, “uno de los medicamentos utilizados para el tratamiento de la presión arterial alta son los diuréticos, lo cual, sumado a las altas temperaturas del ambiente, hace que el paciente pierda más líquidos, motivo por el cual es de vital importancia que se tomen más líquidos de lo que se acostumbra”. Lo que más se aconseja para este tipo de personas en esta época el año es beber mucha agua, comer fruta fresca  y usar ropa ligera para favorecer la reposición de líquidos que se pierden con el sudor y así evitar una deshidratación o, en casos más graves, el golpe de calor.

 

Claves para que el verano no se convierta en enemigo de tu corazón

Las vacaciones son la época perfecta para hacer todo lo que no podemos hacer el resto del año, pero nuestra salud cardiovascular no tiene por qué resentirse. Sin embargo, sí es conveniente tomar algunas precauciones para que olvidarnos de la rutina del resto de año no nos pase factura. Los expertos de Quirónsalud recomiendan:

 

  • Llevar la medicación encima.  Romper la rutina hace que nos olvidemos de tomar nuestra medicación, ya que siempre la solemos asociar a acciones concretas como el desayuno, la cena, etc.

 

  • Precaución con el calor. Las principales causas de mortalidad durante las olas de calor se relacionan con las enfermedades cardiovasculares, cerebrovasculares y respiratorias. Es la razón de que no convenga que pasemos mucho tiempo expuestos al sol en las horas centrales del día.

 

  • Ojo con el alcohol.  Los expertos  aconsejan mantener una alimentación sana y equilibrada  en verano igual que el resto del año. La ingesta excesiva de bebidas alcohólicas puede provocar trastornos en el ritmo cardíaco y un cierto grado de insuficiencia contráctil.

 

  • Precaución con el destino vacacional elegido. Los pacientes cardiacos pueden elegir el destino vacacional que prefieran teniendo únicamente en cuenta que es preferible evitar países con temperaturas extremas y lugares por encima de los 2.000 metros de altitud, debido a que, si el corazón está dañado, tendrá que trabajar más.

En cuanto al medio de transporte, podemos viajar en cualquiera, pero siempre teniendo en cuenta que los trayectos largos en avión aumentan el riesgo de sufrir el síndrome de trombosis venosa profunda en las venas de las piernas al permanecer inmóvil mucho tiempo.

El descanso, importante en verano.  El primer objetivo de las vacaciones es descansar pero resulta  frecuente que acabemos haciendo todo lo contrario, llegando a dormir menos horas, algo que no resulta beneficioso para nuestra salud cardiovascular. La falta de sueño aumenta los niveles en sangre de las hormonas del estrés, lo que incrementa la tensión arterial y la frecuencia cardiaca.

 

 

No hay comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Anterior

Las Rutas Ecoturísticas en el Parque Natural de las Lagunas se celebrarán durante cuatro años

Siguiente

El Ayuntamiento de Albatera contrata a 10 jóvenes menores de 30 años a través del programa de Garantía Juvenil