Orihuela

Las obras de remodelación de la Plaza de Toros concluirán en octubre pese a las modificaciones del proyecto inicial

El alcalde de Orihuela, Emilio Bascuñana, ha anunciado este lunes que las obras de la antigua Plaza de Toros que darán paso a un espacio multiusos concluirán el próximo mes de octubre, “ya que los trabajos están avanzando a buen ritmo y se están cumpliendo los tiempos de ejecución, por lo que si no hay problemas estará finalizado en el plazo previsto”.

El primer edil oriolano ha destacado la reunión mantenida recientemente con el colectivo Orihuela Sin Barreras, con el objetivo de comprobar in situ la posibilidad de favorecer la accesibilidad dentro de estas instalaciones que albergarán diferentes eventos y actos. Y es que a lo largo de estos meses de obras en la plaza que se encontraba desde hace más de 30 años en ruinas, “Orihuela ha ganado en espacio, en luz y en contar con una manzana abierta al peatón, transitable, un vecindario que ha pasado a descubrir una construcción que aporta un gran valor añadido a la zona, lejos de la suciedad y los escombros”, como asegura Bascuñana.

En el desarrollo de las obras ha habido modificaciones como consecuencia de la demolición parcial que tuvo que hacerse del anillo superior que se encontraba en muy mal estado, mientras que por otra parte, en el desarrollo de la obra, se ha observado que existían varios conceptos no contemplados en el proyecto inicial que sería aconsejable acometer, ya sea por propia seguridad del usuario o porque aportan gran valor añadido al acabado final de la adecuación y rehabilitación de la plaza de toros y el entorno.

Teniendo en cuenta que la ley contempla la posibilidad de introducir partidas complementarias siempre que no superen el 50% del PEM, se han propuesto un conjunto de elementos no incluidos en el proyecto inicial que por su necesidad, por seguridad y por el valor añadido que aportan. “Hemos optado por acometerlos como mejor opción por lo que se ha considerado buscar financiación para poder llevarlos a cabo”.

También han sido revisadas las mejoras propuestas por el adjudicatario en su proyecto, acordando algunos cambios que durante el transcurso de la obra se han visto más aconsejables tanto por la propiedad como por la dirección facultativa y el contratista. Lo más destacable es la iluminación propuesta para las rejas semicirculares que se ha visto que era mucho más aconsejable destinar ese presupuesto las luminarias del alumbrado exterior, “lo que resulta más eficiente para el conjunto de la intervención, ya que las luminarias originalmente previstas en el proyecto eran muy austeras y de baja eficiencia en el reparto de la iluminación”, como ha informado el alcalde oriolano.

La previsión del coste final del proyecto de la Plaza de Toros tendría un presupuesto superior al inicial en cerca de 200.000 euros, para dar cobertura tanto al modificado como a las obras complementarias que tendrán que tramitarse todavía por el área de contratación antes de poder acometerse.  Bascuñana ha insistido que tanto la dirección facultativa como la propia adjudicataria han confirmado que, a pesar de estos nuevos elementos de construcción, el plazo de finalización de la obra no varía y se estima que para finales de octubre se pueda recepcionar.

Elementos de valor

El primer edil ha avanzado también algunos de los elementos que se han encontrado en estas semanas como el suelo hidráulico, los bebederos, e incluso la zona de los toriles, que no estaba previsto mantener, pero que por su peculiaridad, su estructura, con astas marcadas en el techo, se ha decidido finalmente mantener reforzando la parte superior.

No hay comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Anterior

Cultura y Juventud animan las noches de verano en Orihuela con teatro, cine, humor y música

Siguiente

La campaña de desbroce mejora la seguridad en caminos y veredas del municipio de Orihuela