Orihuela

Las AMPAS de la Vega Baja se unen para rechazar la «imposición del valenciano sobre el castellano»

Hacía años que no se veía en la Vega Baja un rechazo tan mayoritario a una normativa dictada por el Consell que, con su reciente decreto de plurilingüismo, ha conseguido unir a prácticamente la totalidad de las Asociaciones de Madres y Padres de Alumnos de la provincia de Alicante, y en particular de la comarca más al sur, en contra de lo que califican como «la imposición del valenciano».

Fue el pasado 27 de enero cuando el Pleno del Consell aprobaba el polémico decreto de plurilingüismo, una normativa que, según Consellería, pretende que el alumnado pueda alcanzar «el conocimiento real de las dos lenguas oficiales, valenciano y castellano y, al menos, una extranjera, como el inglés» al termino de la enseñanza obligatoria, aunque se aplicará también en Bachillerato, Ciclos Formativos y Formación de Personas Adultas de forma progresiva hasta el año 2023.
El decreto fue publicado por la Consellería de Educación el 6 de febrero en el Diario Oficial de la Generalitat Valenciana, abriendo el plazo para que cada uno de los centros escolares presente el proyecto lingüístico por el que opta.

Ese plazo acaba este miércoles 15 de marzo, día en el que muchos centros escolares apurarán para comunicar a Consellería el nivel que han escogido dentro del llamado Programa Educativo Plurilingüe Dinámico en el segundo ciclo de Infantil (3, 4 y 5 años) para el curso 2017-2018.

La decisión de cada colegio ha estado en manos de su Consejo Escolar, donde la dirección del centro y los padres han decidido el nivel al que se acogen de entre los seis ofertados. Mayormente, la Vega Baja ha optado por el nivel más bajo, el llamado ‘Básico 1’, «que no supondrá grandes cambios con respecto a lo que ya teníamos en base al decreto anterior», como asegura Giovanni Croatto, director del colegio oriolano Andrés Manjón. De igual manera, la directora del CEIP ‘Miguel Hernández’ de Orihuela, Manoli Bernabé, afirma que «dado el entorno social y familiar, junto con la disponibilidad de personal, el nivel básico de enseñanza en valenciano es el más conveniente».

Al igual que en otros centros escolares del municipio de Orihuela y otras localidades de la Vega Baja, el reparto de lenguas en materias no curriculares será muy similar. Así pues, aparte de las cinco clases semanales de valenciano, la mayoría de los colegios en esta comarca ha optado porque se imparta Plástica en lengua inglesa y Educación Física en valenciano.
La ambición del decreto del Consell es incrementar el nivel de valenciano, «pero la realidad en la Vega Baja es bien distinta, porque no se puede tener una carga tan fuerte del valenciano en enseñanzas como Ciencias Sociales o Naturales, donde existe mucho vocabulario específico conocido en castellano», como explica el responsable del colegio Andrés Manjón.

«Defendemos la libre elección»
Desde la Agrupación local de AMPAS de Orihuela, ‘Oropéndola’, defienden la libre elección y aseguran que no se niegan a saber valenciano. Su presidenta, Yolanda Fernández, califica de «locura» el llegar a dar todas las asignaturas en valenciano, y opina que, aquellos que elijan el nivel más avanzado, «acabarán el bachillerato sin conocer el castellano», algo que también considera como «un atraso».
Para la presidenta de ‘Oropéndola’, cuando los alumnos acaben sus estudios «habrá dos categorías: los que tendrán más opciones para trabajar y quienes lo tendrán más difícil por no saber valenciano», algo que según señala, «no queremos ni podemos tolerar».
Fernández, afirma que el nuevo decreto de plurilingüismo del Consell, «chantajea» con el valenciano la elección de idiomas como la lengua inglesa, porque quien escoja castellano quedará con un mínimo de horas en inglés, y quien opte por el valenciano en un nivel avanzado, al final del período formativo, obtendrá la acreditación del B1 en inglés y el C1 en valenciano.

En pie de guerra
Varias asociaciones de madres y padres de alumnos de la comarca han creado una plataforma desde la que pretenden mostrar a Consellería el rechazo de la Vega Baja al decreto de plurilingüismo.
Por el momento, cuentan con representantes de AMPAS de localidades como Albatera, Almoradí, Callosa, Catral, Granja de Rocamora, Orihuela, Rafal, Redován, San Isidro y Torrevieja, municipio donde este martes 14 se celebra una manifestación bajo el lema «Somos valencianos y hablamos castellano».
Para el portavoz de las AMPAS de Torrevieja, Francisco Pacheco, «respetamos el derecho a la enseñanza en valenciano como lengua cooficial de nuestra Comunidad, pero nunca por encima del castellano, lengua materna y vehicular de los vecinos de la Vega Baja».

Proponen aplazar un año la entrada en vigor del decreto 

La última reunión de la Federación Provincial de Asociaciones de Padres de Alumnos de Alicante ‘Gabriel Miró’, celebrada este pasado domingo en la capital de la provincia, acordó aplazar la decisión de presentar un contencioso contra el decreto de plurilingüismo por el elevado coste que supondría iniciar esas acciones judiciales.
La primera acción propuesta es crear una mesa de debate «para hacer ver al Consell que esto se ha hecho precipitadamente discriminando a parte de los estudiantes de la Comunidad Valenciana, elijan o no el valenciano», según la presidenta de la Agrupación de AMPA´S de Orihuela, pedanías y Costa, ‘Oropéndola’, Yolanda Fernández.
La intención al abrir ese debate, para la que se buscará contar con Consellería, es prolongar la entrada en vigor del decreto de plurilingüismo, al menos un año, y sin llegar a la impugnación, «pero con varias acciones para mostrar el rechazo de la provincia, la Vega Baja y Orihuela a esa imposición del valenciano para nuestros hijos».
La manifestación de este martes en Torrevieja es continuación de la concentración desarrollada el pasado sábado ante la sede del Gobierno Valenciano en la capital alicantina, y que contó con presencia de diversas AMPAS de la Vega Baja al grito de ‘¡No al decreto!’ y ‘Por el derecho a elegir’. Las acciones continuarán y se piensa en llevar la protesta hasta Valencia a finales de marzo. El lema elegido por la FAPA es ‘Valenciano Sí, castellá També’.

Malestar de madres y padres
La situación provocada por el decreto origina multitud de opiniones entre padres e incluso alumnos oriolanos. «Será muy difícil que el valenciano se imponga en una zona castellanoparlante como ésta», aseguran Victoria y Lidia. «Yo aumentaría horas de otra lengua, pero no de valenciano», según Enrique, mientras que Ángel rechaza la obligatoriedad de estudiar valenciano. Para Alicia y Laura, alumnas del Andrés Manjón, «está bien conocer el valenciano, pero no más».

oropendola

No hay comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Anterior

El Partido Popular de Orihuela muestra su total apoyo a Isabel Bonig

Siguiente

Participación Ciudadana pone en marcha las Juntas de Distrito en el Término Municipal de Orihuela