Orihuela

La Policía Local exige 60 agentes más para cubrir todos los servicios en el centro, costa y pedanías

La Policía Local de Orihuela asegura que se siente «poco valorada» por el actual equipo de gobierno del PP, pero esa afirmación la extienden al anterior gobierno local formado por PSOE y Los Verdes.

La reciente asamblea de agentes afiliados a los sindicatos SPPLB, CSIF y UGT, los únicos con representación en el cuerpo policial, ha vuelto a encender los ánimos por una situación de malestar que arrastran desde hace años y que califican de «inaguantable» por «un sentimiento de engaño y promesas incumplidas por parte del Ayuntamiento».

La reunión que mantuvieron el pasado viernes los representantes de los tres sindicatos con el concejal de Recursos Humanos, Rafael Almagro, y el cruce de acusaciones de los últimos días entre estos y la edil de Seguridad Ciudadana, Mariola Rocamora, no ha calmado los ánimos en la plantilla formada por unos 140 agentes, cuya principal reivindicación no es pecuniaria, sino general «por la falta de soluciones a muchos problemas que vienen de lejos», entre los que destacan la falta de recursos humanos para un municipio como Orihuela, o sea, más agentes de policía.

Los sindicatos calculan que haría falta una plantilla compuesta por más de 200 agentes para poder cubrir todo el término municipal. En este apartado reclaman dar solución al problema de interinidad de algunos agentes que llevan así hasta 12 años y que, con la nueva legislación, no pueden realizar algunas tareas si no son funcionarios. Otro asunto sobre el que discrepan con el equipo de gobierno es la convocatoria para diez plazas de agentes de Movilidad, que no portarán armas y se dedicarán exclusivamente a ayudar a la Policía Local en tareas de tráfico en el casco urbano. Desde los sindicatos piden que esa inversión se destine a crear más plazas de policias.

Pero el asunto «no es tan fácil», como señala el concejal de Recursos Humanos. Almagro explica que la Ley de Racionalización y Sostenibilidad Financiera en vigor desde 2013, en plena crisis, solo permite a los ayuntamientos sacar a oferta pública las plazas vacantes por jubilación de agentes. Esa convocatoria ha de contemplarse en el presupuesto general anual, «y la falta de esas cuentas desde 2012 nos ha llevado a no hacer reposición de vacantes desde entonces. Lo malo es que esas plazas no son recuperables y se han perdido». El edil asegura que fueron reclamadas en Subdelegación del Gobierno «y no nos las autorizaron».

Rafael Almagro anuncia que se hará la oferta pública de empleo para cubrir las cinco o seis plazas de agentes jubilados en 2017, en cuanto se apruebe el presupuesto de 2018, «porque el Ayuntamiento es el primer interesado en contar con más policías funcionarios y acabar con la interinidad que solo plantea problemas».

Servicios extraordinarios
Lo acordaron en la asamblea del pasado 31 de mayo y así lo expusieron en la reunión del viernes con el edil de Recursos Humanos: los agentes no cumplirán el acuerdo para realizar servicios extraordinarios y horas en actos festivos y sociales.

La gran cantidad de eventos organizados para estas fechas, principalmente fiestas en pedanías, junto a la cercanía de las Fiestas de Moros y Cristianos y de la temporada estival que conlleva un refuerzo de agentes en la costa, puede suponer un grave problema de seguridad ciudadana.
Como indica Francisco J. Cánovas, delegado del Sindicato de Policías y Bomberos (SPPLB), «Si faltan medios deberán suspender actos, salvo que las autoridades quieran asumir el riesgo de que suceda algo con la responsabilidad que le corresponda», aseveración que comparten desde el CSIF, Jesús García y por UGT, Ángel Lorente.

Desde el equipo de gobierno y también como portavoz adjunto, Rafael Almagro, califica esta medida de presión como «injusta», y salvaguarda los actos donde es necesario ese refuerzo policial, afirmando que la seguridad ciudadana «está garantizada». Para el edil de Personal, los servicios autorizados por el Ayuntamiento, «se van a cumplir», mientras apela a la organización de efectivos por parte del Intendente Jefe de la Policía Local. Con la intención de suavizar el enfrentamiento, Almagro, matiza que «no queremos entrar en esa batalla», al tiempo que se muestra convencido de que, «todos queremos trabajar en favor de la sociedad y creo que no existe interés por parte de nadie en que esos servicios dejen de prestarse».

Por el momento no han anunciado medidas más contundentes, mientras esperan volver a reunirse con el equipo de gobierno en los próximos días, algo que confirma el concejal, y también reclaman un pronunciamiento por parte del alcalde, Emilio Bascuñana.

En busca de la negociación
La propuesta sindical para convocar la llamada mesa sectorial ha sido bien recibida por Almagro, para quien «no ha habido gobierno que se haya reunido más con los sindicatos que este». El concejal destaca que las reclamaciones de tipo organizativo y materiales por parte de los agentes, «son solucionables a corto plazo».

No hay comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Anterior

La colaboración de los bomberos permite rescatar en Almoradí a un niño de 3 años encerrado en un coche

Siguiente

Orihuela se ofrece a acoger a personas refugiadas del 'Aquarius'