Cultura

«La poesía goza de buena salud»

Hablar de José Luís Zerón Huguet es hacerlo de una de las plumas más ilustres de la provincia alicantina. De su privilegiada mente han salido algunos de los versos y poemas más bellos y profundos de los últimos años. Autor prolífico, escribe poesía, cuentos, colabora en periódicos, fue director de algunas publicaciones oriolanas sobre literatura y participa en revistas y blog literarios. Pero la noticia que le trae a Activa Orihuela es la publicación de su nuevo libro, titulado ‘Perplejidades y Certezas’

Pregunta: Si trasladamos a su vida el título de nuevo libro, ¿qué perplejidades y certezas tienes ante esta obra?
Respuesta: Tengo las mismas dudas, confusiones y asombros siempre que publico un nuevo libro, hasta el punto que durante un tiempo lo siento como ajeno. En estos momentos soy incapaz de escribir poesía. Pasados unos meses cuando todo se normalice y vaya asumiendo las reseñas, entrevistas y comentarios que genere el libro, volveré a la poesía. Suele ocurrirme así. Es un proceso que conozco bien. En cuanto a mi vida, participa de esa sensación ambivalente que expresa el título: certeza, temple, buena disposición de ánimo que no excluye el asombro ni la turbación ante el mundo, ni tampoco renuncia a la duda. Una certeza flexible que nace de mi capacidad interrogativa. La duda es la generatriz de la poesía. Hasta en los poemas más rotundos y fervorosos hay un poso de duda.

A través de estos poemas habla de la emulación del pasado y la tensión del presente. ¿Cuál es el estado actual de la poesía ahora que el mundo literario ve con asombro como cualquier persona se atreve a escribir un libro?
La poesía goza de buena salud; eso es indudable. Hay cada vez más editoriales dedicadas a la poesía (y muchas de ellas buenas), más poetas brillantes o al menos decorosos, más festivales poéticos, más premios y becas para la poesía; y se habla cada vez más de la escritura poética en los medios de comunicación. Dicho todo esto, debo advertir sobre la propensión actual de convertir la poesía en espectáculo. No quiero decir que la poesía no pueda participar del espectáculo, pero ante todo ha de ser un acto íntimo de complicidad entre el autor y el lector. La poesía necesita lectores y no público. En cuanto al hecho de que cualquiera se atreva a escribir un libro, es un fenómeno, creo, promovido por las nuevas tecnologías. Ahora cualquiera tiene un blog o hace sus pinitos literarios en Facebook. Además, proliferan las editoriales en Internet, que en la mayoría de los casos siguen una mínima o nula exigencia crítica. Se produce así una inflación editorial que obviamente afecta a la poesía. A riesgo de parecer extemporáneo creo que hay mucho poeta que tiende al escapismo, a lo fugitivo, a la exhibición de sus sentimientos y emociones en bruto. También hay quien se cree poeta escribiendo anécdotas personales en verso con más o menos ingenio, pero sin misterio, y cuando hablo de misterio me refiero a los aspectos oscuros o desconocidos de la existencia, a la necesidad de atender a valores permanentes en el tiempo. Es lo que Machado llamaba ‘palabra en el tiempo’.

También habla de amor, desengaño, pasión y esperanza. Para que la poesía resulte atractiva, ¿debe ser triste, oscura, apasionada y profunda?
Bueno, no necesariamente. No ha de resultar más atractiva porque sea triste, oscura o grave. Hay buenos poemas alegres, luminosos, burlescos, leves irónicos, e incluso descreídos. Que un tipo de poesía sea más o menos atractiva dependerá del talento del poeta y de los gustos del lector. Yo creo que la poesía necesita intensidad y fervor, así una unión fecunda entre la emoción y el pensamiento. Y sobre todo, huir de los lugares comunes del lenguaje.

En su libro hay una frase que habla sobre la infalibilidad de los dogmas. ¿Cree que vivimos en un mundo rebelde y autoritario donde es casi imposible amar o comprender a los que no piensan como nosotros, tal como estamos viendo en los últimos tiempos?
La poesía debe huir de los dogmas, como ya he dicho de otra manera al responder la primera pregunta. Por otra parte, y teniendo en cuenta sus numerosas manifestaciones, la poesía, por su carácter polisémico e interrogativo y su capacidad para revolverlo todo, está reñida con el autoritarismo de los infalibles que pregonan la uniformidad estética y el pensamiento único. El hecho de escribir y leer poesía ya es en sí un acto de insumisión y nos abre a un nuevo humanismo.

Este nuevo poemario lo publica con una editorial de prestigio nacional como es ‘Ars Poética’. ¿Supone eso que, a partir de ahora, su obra puede ser conocida, por fin, en todo el país tal como su calidad merece?
Estoy muy satisfecho de haber publicado en ‘Ars poética’ y ni que decir tiene que es un salto de calidad. El editor, Ignacio Méndez-Trelles Días, y el director de la colección Carpe Diem, Ilia Galán me han dado un trato exquisito y les estoy muy agradecido, aunque no he de olvidar la publicación de mi libro anterior en una editorial emergente como es Polibea. Pero no creo que mi obra vaya a ser mucho más conocida en todo el país. Yo tengo mis lectores, pero no soy un autor que esté presente en los suplementos literarios de los principales diarios nacionales, ni lo pretendo. La presencia mediática continua de un poeta es inusual.

¿Es la poesía el estilo literario donde mejor se desenvuelves? ¿Por qué una pluma tan diestra como la suya no escribe novelas actuales o históricas?
Sí, aunque también practico con asiduidad el ensayo y la crítica literaria, escribo un diario (algunas entradas se han publicado en blogs y revistas) y he escrito y publicado relatos. También estoy desarrollando una novela corta que ganó un premio nacional hace casi veinte años. No me interesan demasiado los temas de moda, y uno de ellos es el de la novela histórica. No digo que no haya novelas históricas sobresalientes, que las hay, y muy cerca tenemos el ejemplo con ‘Pincelito’, de José Aº Muñoz Grau, pero en general hay mucho camelo y, sobre todo, hay muchos aprendices de novelistas queriendo ganar el Planeta.

¿Cuándo y dónde será la presentación oficial de este último libro en Orihuela?
El libro será presentado en Librería Códex, de Plaza de San Sebastián, el próximo jueves 11 de enero, a cargo de María Engracia Sigüenza. Después me gustaría presentarlo en otros lugares cercanos como Alicante, Elche y Murcia.

Antonio Zaragoza

perplejidade sy certezas

No hay comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Anterior

Horario especial para estudiantes en la Biblioteca Municipal 'María Moliner'

Siguiente

La gripe ‘se ceba’ con la Vega Baja y multiplica por diez los casos en solo cuatro semanas