Orihuela

La gripe ‘se ceba’ con la Vega Baja y multiplica por diez los casos en solo cuatro semanas

El servicio de Urgencias del Hospital Vega Baja en Orihuela continúa haciendo frente a una presión asistencial que supera su capacidad y que obliga a permanecer en espera «una hora como mínimo», según reconocen los propios pacientes. Los que sufren síntomas más intensos por sus circunstancias personales deben aguardar también su traslado a planta.

El culpable de esta situación es el virus ‘influenza’, causante de los procesos gripales que, en tan solo cuatro semanas, han multiplicado por diez el número de casos de gripe estacional en el departamento de salud de la Vega Baja, que comprende a Orihuela y Torrevieja.

Si en la semana 50 del pasado año, el Sistema de Vigilancia de la Gripe situaba en 24,2 x 100.000 habitantes el número de personas afectadas, el 2017 se ha despedido dejando por encima de 300 los casos de gripe por cada 100.000 habitantes, lo que, según el director de Salud Pública en la Vega Baja, José G. Cano, «es la tasa de ataque más alta de toda la Comunidad Valenciana». Los datos que hace públicos la Consellería de Sanidad hablan por sí solos, puesto que la media en la Comunitat se sitúa en cerca de 80 casos por 100.000 habitantes, cuando en la zona sur de la provincia de Alicante, Elche, Crevillente y la Vega Baja, «son las que mayores tasas de incidencias tienen este año». En esta ocasión, el repunte de la gripe ha comenzado por el sur de la Comunidad Valenciana y la causa es el cambio de temperatura. El máximo responsable de Salud Pública en la comarca asegura que la tendencia es que la curva más alta se adelante un mes con respecto a la pasada temporada, «cuando hasta ahora el máximo se alcanzaba cerca del final de enero».

Según el último informe de la Consellería de Sanidad, la gripe está afectando especialmente a los menores de 14 años y el 97% de los casos corresponde a personas que no habían sido vacunadas. También están sufriendo las consecuencias de la gripe los enfermos crónicos y las personas mayores, a quienes es habitual ver estos días tanto en Urgencias del Hospital como en los centros de salud de la comarca.

Días de colapso
Los días clave de estas fiestas, como Nochebuena, Navidad y el cambio de año, han sido ejemplos de la saturación vivida en el Hospital Vega Baja y en los centros de salud con servicio de urgencias, como es el caso del ‘Álvarez de la Riva’ en Orihuela. Desde el hospital comarcal aseguran que hasta ahora «no se han producido situaciones de especial colapso», pero es indiscutible que la afluencia de pacientes ha aumentado considerablemente en las últimas dos semanas.

Esta situación ha obligado a reforzar las plantillas en Urgencias del Vega Baja y en los centros de salud, como asegura el director del departamento de Orihuela y director del Hospital, Miguel E. Fayos. Primero lo ha hecho Consellería, autorizando el Plan de Contingencia con 2 enfermeros, 2 auxiliares, 1 médico de Urgencias y 1 celador, mientras que los responsables del centro hospitalario han respondido reforzando esa plantilla con personal de otros departamentos del centro. De hecho, el contacto entre los jefes de servicio es diario, y como explica el doctor Fayos, «tenemos un protocolo de actuación y si hay más de diez pacientes en observación o demasiadas personas en espera, se incorpora un enfermero y un auxiliar, que pueden ser más dependiendo de la cantidad de gente que llegue a Urgencias», pero el refuerzo es «sistemático» en todos los turnos.

En cuanto a los centros de salud de la comarca, «hay en marcha comisiones de seguimiento con capacidad de tomar decisiones y medidas para responder a los casos de necesidad de más personal». No obstante y según reconoce Miguel E. Fayos, «no siempre es posible evitar la saturación, por lo que pedimos la colaboración de los ciudadanos; mientras que nosotros haremos todo lo que podamos para atenderles como merecen».

Pero la gripe también afecta al personal sanitario y, aunque uno de cada dos se está vacunando en la presente campaña según los últimos datos de Salud Pública, habrá un 10% del personal sanitario que se verá afectado por la enfermedad. El personal está adoptando estos días algunas medidas para evitar el contagio mutuo, como el uso de mascarillas.

Sin fallecidos
La enfermedad no ha dejado, a fecha de fin de año, ningún fallecido en el departamento de salud de la Vega Baja, cuando durante la pasada campaña de la gripe estacional hubo 16 casos de gravedad, de los que fallecieron seis pacientes.

No hay comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Anterior

«La poesía goza de buena salud»

Siguiente

Los Reyes Magos traerán el frío