Vega Baja

La creación de empleo en la Vega Baja se estanca en el último año

El Día Internacional de los Trabajadores celebrado este 1 de mayo volvió a ser la fiesta por antonomasia del movimiento obrero; en una jornada utilizada para realizar reivindicaciones sociales y laborales a favor de los trabajadores.Con el lema ‘No hay excusas’, los sindicatos mayoritarios, CCOO y UGT, han presentado un manifiesto conjunto en defensa del empleo estable, salarios justos, pensiones dignas y más protección social.

Según reflejan en dicho manifiesto, las políticas adoptadas durante la crisis han provocado que se incremente la desigualdad, la pobreza y la exclusión social, que aseguran está afectando al 30% de la población aunque la economía española encadene ya varios años de crecimiento. Ambos movimientos sindicales coinciden en que esa mejoría no se refleja en la situación laboral de los trabajadores y reclaman el final de la etapa de recortes y de la precariedad laboral.

La Vega Baja no está exenta de estos comportamientos de la economía, que marcan el empleo y las condiciones laborales. Durante el último año, según reflejan los datos del Servicio Valenciano de Empleo y Formación (SERVEF) entre abril de 2016 y marzo de 2017, la tasa de desempleo o proporción de parados que hay respecto al total de activos, apenas se ha modificado, y ha pasado del 13,62% al 12,88%, lo que ha significado que la comarca tenga actualmente 2.354 personas desempleadas menos que hace once meses.

La situación en los dos grandes municipios de la Vega Baja por población, Torrevieja y Orihuela, no se aleja mucho del cómputo general de la comarca. En Orihuela, la tasa de paro de hace un año se situaba en el 11,66%, mientras que, con datos de finales de marzo pasado, queda en el 10,75%, haciendo que el número de personas sin empleo se haya reducido en 594. En el caso de Torrevieja esa tasa ha variado poco, puesto que del 15,83% de abril de 2016, se sitúa a finales de marzo pasado en el 15,75%, y deja esa reducción en 406 personas.

Con estos datos, parece que poco hay que celebrar en este Día del Trabajador si nos centramos en las 28.519 personas sin empleo que tenía la comarca de la Vega Baja a fecha de 31 de marzo de 2017. Por municipios, Torrevieja lideraba entonces la lista del número de parados, con 8.489, seguida de Orihuela con 5.308, Almoradí, con 2.131, Callosa de Segura con 1.669, Pilar de la Horadada con 1.215, Albatera con 1.067 y Guardamar del Segura con 1.024 personas en paro.

Poco optimismo sindical
Desde los sindicatos UGT y CCOO aseguran que con estas cifras poco optimista se puede ser, y centran su crítica en la precariedad laboral y la falta de igualdad en la contratación.

Según afirma desde Comisiones Obreras, el ex secretario general en la Vega Baja y Bajo Vinalopó, Martín Carpena, «queda mucho recorrido para recuperar la calidad en el empleo», y asegura que el empleo que se genera en esta comarca es precario, porque de cada diez contratos firmados en el último año, tan solo uno ha sido indefinido, algo que Carpena califica como «preocupante».
También lo refleja así el que exista una mayor temporalidad en la contratación, porque solo el 60% de los trabajadores en la Vega está a jornada completa, mientras que la jornada parcial puede variar entre una y seis horas de trabajo a la semana, lo que suma un problema por el escaso salario que se percibe en este caso el trabajador. Otro dato a resaltar es que la franja de edad donde más contratos se firmaron, se sitúa entre los 25 y 44 años, «lo que deja a quienes están por debajo y por encima de esa franja de edad con un problema serio que debe preocupar a los gobernantes de la administración». De la misma manera, del total de las 28.519 personas desempleadas en la comarca, solo el 42,63% cobra algún tipo de prestación, lo que sitúa al 57,37% restante sin ninguna prestación, «y esto nos lleva a una situación de exclusión social que no se corresponde con el anunciado crecimiento económico».
Desde CCOO creen «legítimo» el reivindicar este 1 de mayo una mayor cobertura social para quien quiere trabajar y no encuentra empleo, «porque sería una mejora para el conjunto de la sociedad y de la economía», según Carpena.

Y para el secretario general de la Unión General de Trabajadores en la Vega Baja y Bajo Vinalopó, Ismael Senent, los datos del desempleo en nuestra comarca «son malos», porque el descenso «es irreal», ya que, según afirma, «son contratos muy eventuales que hacen fluctuar mucho la variación de desempleo». El responsable sindical cree que esta situación de bajas cotizaciones «llevará en unos años a unas pensiones muy bajas».
Desde UGT señala que la economía comarcal sigue ligada todavía a la temporalidad de la agricultura y falta industrialización. Senent reclama más empleo en el sector industrial, pero también mirar al sector turismo, para lo que cree necesario un mayor diálogo con las empresas «para lograr un cambio en el modelo productivo aprovechando también el cambio tecnológico».

No hay comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Anterior

Las mujeres de Granja entran en la historia de los festejos medievales de La Cruz

Siguiente

Una imagen de Nuestro Padre Jesús gana el concurso de Instagram de Semana Santa