Guardamar del Segura

Guardamar protege la ñora

Ayuntamiento de Guardamar del Segura, productores, comercializadores, y sector de hostelería que componen la Junta Rectora de la Marca Colectiva “Ñora de Guardamar del Segura” ya cuentan con un reglamento de funcionamiento cuyo objeto es la gestión,  representación, defensa, garantía y promoción de este singular producto que se cultiva en la huerta de Guardamar, y cuya característica principal y diferenciadora es el secado artesanal en las arenas de las dunas.

La Junta Rectora se reunió este lunes presidida por los concejales de Promoción Económica, Gisela Teva, y de Agricultura, Jesús Tenza. En ella participaron además técnicos municipales y  representantes de los sectores productor, hostelero y comercializador. En el encuentro se definieron  diversos aspectos del funcionamiento de este organismo,  autónomo, descentralizado y dependiente de la Alcaldía de Guardamar.

Los concejales de Promoción Económica y Agricultura explicaron  que la  marca colectiva española ‘Nora de Guardamar’ se encuentra registrada  en la Oficina de Patentes y Marcas, y el objetivo final  es que este producto obtenga  la marca de Denominación de Origen (DO).

“Se pretende conseguir que la ñora sea un cultivo de la huerta de Guardamar rentable y protegido, clave para que siga produciéndose, y remonte su situación actual” explicaron para añadir también que se pretende poner fin  a la comercialización de ñoras cultivadas en otros territorios y que se venden como ñora de Guardamar.

Las funciones de la Junta Rectora son entre otras,  establecer un reglamento de uso  de la marca; fijar normas técnicas atendiendo a criterios de calidad, rigor en el control y tradición; establecer los requisitos que debe cumplir la ñora de Guardamar; promocionar e informar a los consumidores sobre sus características especificas; velar por  el prestigio y defensa de la marca, pudiendo denunciar sus uso incorrecto; adoptar  medidas  para la protección y defensa de los interesados  de la marca; elaborar estadísticas y estudios de producción y comercialización; proponer requisitos mínimos  de control a que deben someterse los operadores  inscritos para todas y cada una de las fases  de producción y comercialización; velar  por el desarrollo sostenibles del área  donde se encuentra ubicada la zona  de producción de la ñora de Guardamar y establecer  los mecanismos necesarios  para conocer el origen y los procesos  de producción históricos.

Reseñar por otro lado que la Junta Rectora dispondrá de registros de productores, comercializadores y establecimientos de hostelería para garantizar el control de los usos de la marca colectiva.

 

No hay comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Anterior

El regadío tradicional se une para exigir recursos hídricos frente a la sequía

Siguiente

Las navidades aumentan las urgencias por causas alimentarias