Orihuela

El polígono ‘Puente Alto’ mejora su imagen con la mayor inversión de los últimos 30 años

«Ya era hora», «Hacía falta», «Bienvenidas sean después de 30 años», «Hasta que no lo he visto no lo creía» o «Menos mal que se han acordado de nosotros», son algunas de las expresiones con las que, empresarios afincados en el Polígono Industrial ‘Puente Alto’ de Orihuela, han recibido el comienzo de las obras contempladas en el proyecto de reurbanización de la zona industrial más importante del municipio, donde tienen su sede unas 230 empresas.

Durante los últimos mandatos se ha querido actuar allí, pero por diversas circunstancias, hasta ahora no se ha visto un proyecto para lavar la cara y corregir el importante deterioro en los viales, como consecuencia de años sin invertir desde la creación de esta zona que concentra una gran actividad empresarial.

Como explica el concejal de Infraestructuras, Juan Ignacio López-Bas, «las diferentes iniciativas existentes, todas parciales y sectoriales, se han refundido por el actual gobierno municipal en un solo proyecto de renovación integral de infraestructuras públicas y de fomento de nuevas tecnologías, a fin de revitalizar este espacio de gran peso económico en Orihuela».

El proyecto implica a las concejalías de Infraestructuras, Industria y Contratación, con al alcalde, Emilio Bascuñana, al frente de un equipo de gobierno que tenía pendiente una actuación que se ha puesto en marcha aprovechando una subvención de la Generalitat Valenciana, a través del Instituto Valenciano de Competitividad Empresarial (IVACE), que aportará un 30% de los casi 1’6 millones de euros que suponen estas obras, corriendo el resto, poco más de 1 millón de euros, a cargo del Ayuntamiento, que financiará su parte con los remanentes recibidos por la venta de suelo municipal.

Un ambicioso proyecto
El proyecto que se acaba de iniciar consiste en una remodelación y renovación de asfaltados y pavimentos en calles y aceras, a fin de reponer los firmes, muy deterioradas por el paso de vehículos de gran tamaño y peso, así como habilitar espacios de aparcamiento adecuados para este tipo de vehículos.
Igualmente, se van a llevar a cabo otras actuaciones, como instalación de red de fibra óptica, renovación de red de alumbrado público, adecuación y sustitución de elementos de red de pluviales, renovación de la red de agua potable, instalación de red contra incendios, ampliación y modernización de red de gas ciudad, nueva señalización horizontal y vertical, adecuación de las zonas verdes ya existentes, un carril-bici, la creación de un eco-parque y nuevas instalaciones de gestión de residuos, junto a dos puntos de recarga para vehículos eléctricos.

Todos estos trabajos se han presupuestado en 1.554.236 euros, a los que hay que sumar la sustitución de la red de saneamiento con cargo al Fondo de Renovación de esta infraestructura pública gestionado por la empresa concesionaria municipal Hidraqua, por un importe de 434.000 euros. Estas actuaciones se desarrollan paralelamente a las de la empresa Elsamex, lo que, según López-Bas, «supone abaratar el coste de ambas intervenciones, por tener partidas comunes como movimiento de tierras y apertura de zanjas, así como reposición de asfaltado». Igualmente, se está actuando de forma coordinada con Iberdrola para adecuar varias instalaciones de cableado aéreo, que serán soterradas aprovechando la realización de los trabajos, regularizando así la infraestructura eléctrica.

Las obras del llamado ‘Proyecto para la mejora, modernización y reurbanización integral de las infraestructuras del polígono industrial Puente Alto de Orihuela’, tienen un plazo máximo y deberán estar acabadas antes de final de año, según una de las condiciones impuestas por la Generalitat Valenciana a través del IVACE para obtener la subvención.  Un corto espacio de tiempo para una obra de este calado que ya deja levantadas la mayor parte de las calles del polígono, habiéndose repuesto bordillos y acerado en buena parte de ellas, a la espera de su posterior asfaltado.

Visita a pie de obra
El concejal de Industria, Miguel Ángel Fernández, indicó que «la obra se está ejecutando en el plazo previsto», como pudieron comprobar los ediles implicados en este proyecto, que el pasado viernes acompañaron al alcalde en una visita a la zona industrial en obras.

Los responsables municipales dieron orden a la dirección de obra «para que se minimizaran las molestias a las empresas con el fin de entorpecer lo menos posible su trabajo», según Fernández, quien califica de «ejemplar» el comportamiento de industriales y trabajadores ante estas molestas obras. El edil explica que, con este proyecto de reurbanización, «vamos a pasar de tener un polígono industrial que presentaba una lamentable imagen con calles, aceras e iluminación en pésimo estado, a tener una zona industrial moderna y en mejores condiciones, con lo que también conseguiremos evitar la huida de empresas».

Una de las mayores necesidades que demandan los propios empresarios es contar con una red de fibra óptica, porque la adaptación a las nuevas tecnologías es algo que califican de «fundamental» para desarrollar su trabajo en las mejores condiciones.

Mejorar los accesos y ampliar el terreno industrial son las asignaturas pendientes
Este lavado de cara al polígono industrial ‘Puente Alto’, considerado el más caótico de la Vega Baja, dejará atrás calles con asfalto en mal estado, aceras inexistentes o destrozadas, iluminación y señalización deficiente, falta de aparcamiento, zonas inundables, suciedad acumulada por falta de mantenimiento y un largo etcétera.

Aunque estas obras de reurbanización son bienvenidas por los empresarios, hay quien no quiere que se olvide la «urgente necesidad» de mejorar los accesos al polígono mediante la construcción de dos rotondas, una en la carretera nacional 340 y otra a la salida hacia Redován, «porque es preciso reorganizar el paso por la doble curva del matadero para evitar que se sigan produciendo accidentes», como recuerda el presidente de la Asociación de Empresarios del polígono industrial ‘Puente Alto’, Antonio Nieto campuzano.

Sobre este asunto, el concejal de Industria, Miguel Ángel Fernández, asegura que esta reurbanización «supone un impulso para reclamar al Ministerio de Fomento esa rotonda en la carretera nacional que mejore la seguridad en este acceso», y recuerda que la subvención «era únicamente para obras de mejora en el interior del polígono».

Otra queja del representante empresarial es que conoce estas obras por la información que le han facilitado los técnicos, y critica que desde el Ayuntamiento, «nadie se ha puesto en contacto con la asociación para consultarnos y determinar las actuaciones más prioritarias, porque eso hubiera sido lo más lógico».
Como señala Nieto, «el gran problema de este polígono es que está politizado y se hace o deshace lo que quieren los políticos». El empresario espera de las autoridades «que se cubran bien las necesidades de esta zona industrial», que puede ser la más pequeña de España, con menos de 300.000 metros cuadrados, con lo que es evidente «desde hace muchos años» su necesaria ampliación, como indica el presidente de ‘Puente Alto’.

Desde el equipo de gobierno, se confía en que esta obra de reurbanización consolide el actual polígono «para que sea el primer paso de una ampliación del suelo industrial en Orihuela, tan reclamada como necesaria para el sector productivo oriolano», según el concejal de Infraestructuras, Juan Ignacio López-Bas. Por su parte, el edil de Industria, Miguel Ángel Fernández, anuncia que se trabaja en esa ampliación, «con la que esperamos contar antes de que acabe esta legislatura», en mayo de 2019.

activa orihuela poligono

No hay comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Anterior

Moros y Cristianos presentan el calendario de la Fiesta para 2018

Siguiente

Torrevieja es pionera en poner en marcha un plan de evacuación ante un terremoto