Sociedad

Contratar una empleada de hogar tiene más ventajas que inconvenientes

A las empleadas de hogar se las ha relacionado casi siempre en un gremio del mercado laboral poco profesionalizado y por lo tanto, como que no era necesario regularizarse. Está situación ha llevado a la gran mayoría de empleadas del hogar a trabajar, sin contrato y esto quiere decir, trabajar sin derechos.
Las familias y las empleadas deben de entender que más allá de los beneficios económicos (ya veremos que esto no esa así) de tener a una empleada sin contrato, existen muchas más ventajas para sí regularizar el trabajo y muchas consecuencias negativas en caso de no hacerlo.

Consecuencias para las familias
1. Es obligatorio:
Las empleadas domésticas tienen sus derechos como cualquier otro empleado y el hecho de no darles de alta es muy peligroso de cara a una inspección de trabajo porque es ilegal. Hacer esto supone un peligro para ellas porque en caso de accidente laboral, ¿qué protección tendrán?
2. Evitar que la empleada te denuncie:
No hay nada imposible y ante una situación en la que tengas un malentendido con tu trabajadora, no te sorprendas y si un día te encuentras ante una inspección porque haya sido ella la persona que ha denunciado que su situación es ilegal. En caso de despido, si pudiera demostrar que ha estado trabajando para ti, podría denunciarte.
3. Económico:
Es más barato tener una empleada de hogar trabajando por horas cotizando que sin asegurar. Puede que sea sorprendente porque se supone que la cotización añade un gasto además del salario. Una empleada de hogar sin asegurar cobra más caro el tiempo que si está dada de alta ya que el salario legal por hora establecido es mucho menor. Además, existen desgravaciones al tener dado de alta en la Seguridad Social al empleado o empleada del hogar.
4. Accidente:
En caso de que sufrir un accidente, tu empleada podrá cobrar una prestación por incapacidad. Esto compensa el hecho de que el salario sea menor y por lo tanto, tendrá derecho a prestaciones por incapacidad en caso de que lo necesitara.
5. Protección legal:
En caso de sufrir un hurto o cualquier otro hecho delictivo en nuestro hogar por parte de la cuidadora, no podríamos denunciar (sin quedar expuestos a las sanciones pertinentes). Por lo que quedaremos totalmente desprotegidos.
6. Sanciones:
No cumplir la ley siempre tiene sus consecuencias. Las sanciones que podemos sufrir por no tener a una empleada de hogar regularizada, pueden llegar hasta los 15.000 euros.

Consecuencias para las empleadas
1. No tendrás derechos:
Sin contrato no te aseguras tener ningún derecho como trabajadora. No podrás beneficiarte de vacaciones, bajas médicas, ni descansos, ni permisos, ni un sueldo garantizado.
2. Desprotección en caso de accidente:
Si sufres cualquier tipo de accidente en tu puesto de trabajo, te quedarás totalmente expuesta a la voluntad del empleador. Sin baja garantizada ni indemnizaciones de ningún tipo. Además, con la posibilidad de perder tu puesto de trabajo.
3. Sin prestaciones ni subsidios de la Seguridad Social:
Al no tener un contrato, ni estar dada de alta de la SS, no estarás cotizando y, como consecuencia, no tendrás acceso a ningún tipo de prestación.

No hay comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Anterior

«Hemos ampliado la oferta y puesto en marcha nuevas escuelas en las Playas de Orihuela»

Siguiente

Esta es la más actual.